La Carpeta:
1 de 10
 
El cambio de titular en la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) responde al desgaste generado por la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, y con el cual el presidente Enrique Peña Nieto busca amortiguar el costo político de la evasión, pero hasta que se apliquen medidas anticorrupción en todos los niveles no se verán resultados, coincidieron en señalar especialistas consultados por EL UNIVERSAL.
Staff
agosto 28, 2015, 10:01 am

Sales

El cambio de titular en la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) responde al desgaste generado por la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, y con el cual el presidente Enrique Peña Nieto busca amortiguar el costo político de la evasión, pero hasta que se apliquen medidas anticorrupción en todos los niveles no se verán resultados, coincidieron en señalar especialistas consultados por EL UNIVERSAL.

“Responde al costo político que representó para el gobierno la fuga de ‘El Chapo’ Guzmán y que alguien tenía que pagar, entonces, le tocó a quien seguía en la cabeza de mando, Monte Alejandro Rubido”, afirmó Jorge Chabat, especialista en temas de seguridad nacional.

Renato Sales, opinó, lleva tiempo en el área de la seguridad y tiene experiencia: “Con esto se busca amortiguar un poco las críticas que se han hecho al gobierno por la evidente ineficiencia en la fuga” y se pone al frente a quien logró en los últimos meses coordinar esfuerzos federales y estatales para combatir el secuestro.

Por su parte, Edgardo Buscaglia, profesor investigador de la Universidad de Columbia, afirmó que en el tema de seguridad en México “no es un problema donde puedes traer a una persona a solucionar todo, se trata de que la clase política se resiste a limpiar conductas mafiosas, y eso no lo resuelve un nombramiento, sino un acuerdo de Estado contra la corrupción”.

Señaló que los fracasos que ha tenido la administración federal como la fuga de “El Chapo” Guzmán ahora, y antes con Felipe Calderón Hinojosa, son los que dan pie a los cambios en los gabinetes, pero lo que se requiere es un cambio de política integral.

“Renato Sales es un hombre que tiene un intelecto refinado, entiende las políticas que se tienen que implementar en México, comprende lo que debería ser una reforma judicial en serio, un sistema de investigación patrimonial en serio, basado no sólo en la investigación penal o financiera, sino patrimonial, el problema es si va a poder hacer los cambios y revertir el pacto de impunidad que hay en México”, expresó el académico.

El nuevo comisionado de Seguridad Nacional debe entender que el principal desafío que tiene es reconocer que la mafia la tiene en el interior. “Ningún país en el mundo puede combatir a la mafia hacia fuera del Estado, si no la limpia desde dentro y ese va a ser su principal problema, la seguridad nacional mexicana depende en principio de limpiar con una política anticorrupción como la de Colombia, Italia, de poco a poco”, indicó.

Samuel González, consultor independiente de seguridad nacional, señaló que el nombramiento de Sales como titular de la CNS es apropiado.

“Renato Sales tiene experiencia en varias áreas, además es un hombre equilibrado que no se confronta, que tiene buena visión del lado de las víctimas, incluso de los garantistas, por lo que es ideal para el puesto, pero las presiones que se registran hacia la policía se reducirán hasta que se registren las elecciones de Estados Unidos, porque el sometimiento proviene de grupos de allá”, explicó.

Por ello, apuntó que Sales llega a la Comisión Nacional de Seguridad con todo el apoyo, pero no se pueden controlar todos los factores, especialmente porque las presiones sobre las fuerzas policiacas del país provienen de financiamiento del exterior.

// El Universal
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web