La Carpeta:
1 de 10
 
Aun y cuando ya no emita una iniciativa en torno a la Ley de Participación Ciudadana como lo ofreció dos semanas atrás, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón se someterá a la revocación de mandato en 2018.
Staff
enero 30, 2016, 7:22 am

bronco-20160129

Aun y cuando ya no emita una iniciativa en torno a la Ley de Participación Ciudadana como lo ofreció dos semanas atrás, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón se someterá a la revocación de mandato en 2018.

En entrevista, al término de una gira de trabajo por el municipio de Galeana, el mandatario estatal reiteró que independientemente de que la figura esté o no en la ley realizará una consulta ciudadana respecto a si debe continuar en la gubernatura.

Escenario que espera emulen los alcaldes y diputados locales a la mitad de su trienio.

“Yo lo he dicho unas cien veces, yo me voy a someter con ley o sin ley (a la revocación de mandato) en la elección de 2018 (preguntar) si la gente quiere que yo continúe o no.

“Los diputados al año y medio igual que los presidentes municipales, cuyo periodo es un trienio, también lo deberían de hacer”, expuso. Con ello, dijo, la ciudadanía tendría una herramienta para exigir que los gobernantes hagan bien su trabajo.

Cuestionado sobre cuál sería el método a seguir, refirió que aun y cuando no tiene algo definido una consulta por Facebook sería tener todo a su favor. Aprovechar la contienda electoral de 2018 podría ser una opción. “Si la gente me dice que me vaya, me voy pa’ mi casa”, aseguró.

Fue al vetar la Ley de Participación Ciudadana aprobada por el Congreso local que Rodríguez Calderón propuso integrar una iniciativa en conjunto con organizaciones sociales.

Sin embargo, durante la primera mesa de trabajo los propios organismos solicitaron al estado desistir de su ofrecimiento y se trabajará con base en el borrador en manos del Poder Legislativo, a lo cual accedió. Previamente el Ejecutivo estatal ya había realizado las observaciones necesarias a la legislación, previendo que la misma incluya un cambio constitucional.

“Yo insisto que la revocación de mandato es una modificación constitucional… si los diputados hacen la revocación de mandato constitucionalmente, bienvenido.”

No obstante y por si las dudas Fernando Elizondo Barragán, coordinador ejecutivo de la Administración Pública, mantendrá el debate con las organizaciones civiles y los propios diputados en aras de que las cosas se hagan bien y no a las carreras como en un principio.

“Los diputados se apresuraron, lo cual causó que no estuviera de acuerdo, no por la figura sino por la práctica jurídica, se tiene que revisar, no hay apresuramiento… no hay prisa.”

// El Porvenir