La Carpeta:
1 de 10
 
La reforma a la Ley de Sociedades Mercantiles para crear la nueva figura de Sociedad por Acciones Simplificada (SAS), que tiene como fin hacer más fácil y rápido la apertura de empresas, puede ser aprovechada para el robo de identidad y con ello abrirle la puerta al lavado de dinero, advirtió el Colegio Nacional del Notariado Mexicano (CNNM).
Staff
enero 21, 2016, 6:57 am

La reforma a la Ley de Sociedades Mercantiles para crear la nueva figura de Sociedad por Acciones Simplificada (SAS), que tiene como fin hacer más fácil y rápido la apertura de empresas, puede ser aprovechada para el robo de identidad y con ello abrirle la puerta al lavado de dinero, advirtió el Colegio Nacional del Notariado Mexicano (CNNM).

“Desafortunadamente esta iniciativa nos preocupa e inquieta que pueda ser utilizada para fines completamente ajenos a la buena intención; es decir, que pueda el día de mañana ser utilizada por ciertas personas para generar sociedades y que sean usadas para el lavado de dinero”, dijo el presidente del CNNM, Héctor Galeano Inclán.

En conferencia de prensa, explicó que la inquietud radica en que para abrir una nueva empresa sólo es necesaria la firma electrónica avanzada (Fiel) con el fin de generar ahorros en tiempo y costos que están alrededor de la tramitología. “Utiliza la Fiel como único medio de identificación; no hay forma alguna, herramienta alguna en la iniciativa para corroborar que efectivamente la persona que el documento dice, constituyó la sociedad y que es efectivamente el empresario quien la constituyó”, advirtió el titular del Colegio.

De acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) la firma electrónica es un archivo digital que identifica al contribuyente para realizar trámites por internet ante el órgano recaudador de impuestos e incluso en otras dependencias del gobierno federal.

La Fiel es única, es un archivo seguro y cifrado que incluye la firma caligráfica y que por sus características, garantiza la identidad, según el SAT.

Pero para el notariado organizado en México, dado que dicho archivo está cargado en un dispositivo o memoria USB, y que por lo general lo utiliza el asesor fiscal o contador contratado por el contribuyente para que pueda cumplir con sus obligaciones como la declaración o pago de impuestos, no es un mecanismo seguro.

Lo anterior porque la firma puede ser usada por un tercero para abrir una SAS con otras intenciones como lavar dinero o financiar actos de terrorismo.

Reglas de identificación. El presidente del CNNM, argumentó que la iniciativa que se está discutiendo en el Congreso, no se contempla que se pueda refutar que efectivamente una persona utilizó su firma electrónica para formar una sociedad.

“Las personas en lo general no tienen bajo su custodia su Fiel, de ahí que se pueda constituir a su nombre y eso puede generar ciertas contingencias en el aspecto que está vigilando la Unidad de Inteligencia Financiera cuando estamos transitando en una regulación para evitar el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo en un momento que el tema se encuentra en la atmósfera, no sólo en México sino en todas las sociedades”, alertó.

Por eso pidió a los legisladores blindar la iniciativa y poner controles pese a que existe una Ley para la Identificación y Prevención de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita en la que se obliga a las actividades vulnerables a pedir identificación y documentar datos de los clientes o usuarios.

Los notarios y corredores están obligados a identificar y corroborar la identidad de las personas que suscriben un contrato societario y a formar un expediente único y conservarlo que contiene la identificación, comprobante de domicilio, el Registro Federal de Contribuyentes, la CURP y acta de nacimiento.

Emiten un aviso a la UIF cuando el capital social de la constitución de una empresa excede los cinco millones de pesos.

Pero tienen que cumplir con toda la normatividad antilavado y conservar la información de comprobación de identificación para que pueda ser presentada cuando hay un caso de presunción de lavado de dinero.

En la iniciativa para crear las SAS, es opcional recurrir a un notario para dar fe de la constitución de una nueva empresa.

 // El Universal
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web