La Carpeta:
1 de 10
 
El Partido Revolucionario Institucional (PRI) no debe quedarse a la expectativa para saber qué ocurre con su ex dirigente nacional, Humberto Moreira; tiene que tomar cartas en el asunto e iniciar un proceso interno de expulsión si es que quiere dar muestras de legalidad, comentó el politólogo José Fernández Santillán.
Staff
enero 17, 2016, 10:35 am

moreira-elba

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) no debe quedarse a la expectativa para saber qué ocurre con su ex dirigente nacional, Humberto Moreira; tiene que tomar cartas en el asunto e iniciar un proceso interno de expulsión si es que quiere dar muestras de legalidad, comentó el politólogo José Fernández Santillán.

“El PRI no debe estar a la expectativa, hay mecanismos internos en el PRI que sancionan la mala conducta de sus miembros”, comentó en entrevista el analista.

Nadie se debe de lavar las manos, añadió, y tampoco hacerse de la vista gorda porque existe una responsabilidad compartida. La democracia es el imperio de la ley y los partidos políticos son corresponsables de los gobiernos que encabezan sus militantes.

“No hay partidos buenos ni malos, todos son corresponsables. Así como dice la frase bíblica: ‘Poncio Pilatos se lavó las manos’, Cristo dijo: ‘el que esté libre de pecado que arroje la primera piedra’”, mencionó Fernández Santillán.

Estatutos del PRI

Humberto Moreira no cuenta con ningún tipo de amonestación en el interior del PRI, e incluso en ningún momento se le abrió proceso de expulsión por las acusaciones penales en su contra.

Los estatutos del partido señalan que es motivo de expulsión cuando un militante comete faltas en el ejercicio de las funciones públicas que tenga encomendadas.

De acuerdo con el artículo 227, numeral 10, de los estatutos del PRI, la expulsión de alguno de sus militantes procede por cometer faltas de probidad o delitos en el ejercicio de las funciones públicas que se tengan encomendadas.

Para ello debe haber una denuncia ante la comisión de Justicia Partidaria, instancia en la que se sigue el proceso correspondiente y quien es acusado tiene derecho a la probidad de inocencia.

De acuerdo con fuentes del PRI, hasta ahora no existe ninguna indicación para que a Moreira se le inicie procedimiento interno.

El caso del ex gobernador repercutió en el PRI de Coahuila, que suspendió el Consejo Político que llevaría a cabo este sábado.

En el Coliseo Centenario de Torreón se llevaría a cabo la 13 sesión de esa instancia partidista y se tomaría protesta a los nuevos consejeros priístas del estado de Coahuila, pero el acto fue cancelado sin explicación alguna.

// El Universal