La Carpeta:
1 de 10
 
El Campeonato de Liga “Apertura 2014” entra esta semana en un nuevo receso por la fecha FIFA, y con cinco jornadas por disputarse, es el momento perfecto para darse cuenta que, mientras que los Tigres tendrán como rivales a equipos considerados ‘difíciles’, para los Rayados sus encuentros serán relativamente fáciles.
Staff
octubre 6, 2014, 7:00 am

Tigres

El Campeonato de Liga “Apertura 2014” entra esta semana en un nuevo receso por la fecha FIFA, y con cinco jornadas por disputarse, es el momento perfecto para darse cuenta que, mientras que los Tigres tendrán un cierre de torneo “Cuesta Arriba”, los Rayados lo tendrán “De Engaño”, tomando en cuenta la actual posición en la tabla de sus rivales.

Los Tigres tendrán como siguientes rivales al Cruz Azul, Rayados, Querétaro, Chiapas y Toluca, todos los cuales a esta altura del torneo tienen la posibilidad de meterse a la liguilla y por tanto no querrán dejar escapar ni un solo punto de los 15 que les resta por disputar.

Los Rayados en su cierre de temporada enfrentarán a rivales de facilidad “engañosa”, pues hay que recordar que aún tienen el juego pendiente ante Chivas, de manera que tres de sus seis rivales restantes prácticamente han quedado fuera de la pelea, pero no es aventurado decir que en dicha situación, son los que más se complican.

Tigres para empezar, regresará a la actividad en la semana 13 del actual torneo de Apertura 2014, en contra del Cruz Azul, que acaba de golear al América por 4-0 y con ello se mete al octavo lugar y la semana siguiente, enfrenta a los Rayados en el Clásico 103, un Rayados que a pesar de tener un juego pendiente, se encuentra en el segundo lugar de la tabla.

En la semana 15, los Tigres enfrentan a los Gallos Blancos de Querétaro y Ronaldinho, ocupantes actuales del noveno lugar y con grandes posibilidades de avanzar, en la semana 16 se enfrentan a los Jaguares de Chiapas, quienes están en el lugar 11 y aún con esperanzas y cierran en la jornada 17, enfrentando a Toluca y Lobos, equipo que se coloca en el cuarto lugar de las posiciones.

Para los Rayados, la primera impresión es que tendrían un cierre más “a modo” puesto que tres de sus seis rivales están prácticamente fuera de la pelea, pero el cierre de seis partidos se inicia con el actual líder de la competencia, las Aguilas del América, y la siguiente semana reciben a los Tigres en el clásico, ocupantes actuales del quinto lugar de la tabla.

Para la semana 15 su siguiente rival, el Monarcas Morelia, actual ocupante del último lugar, podría estar ya pensando en el siguiente torneo, pero eso lo haría más peligroso lo mismo que su rival en la fecha 16, los Jaguares de Chiapas, que por ahora se colocan en el lugar número 11 de la tabla y si no reaccionan, para esa fecha ya estarían prácticamente fuera.

Es entonces que el cierre se pone “engañoso” pues en la fecha FIFA del 15 de noviembre, tendrán su partido pendiente ante Chivas, que por el momento se coloca en el lugar 16 de la tabla, pasando además por el transe de cambio de técnico y finalmente en la jornada 17, enfrentan a los Pumas de la UNAM, quienes se colocan en lugar 10 y si para entonces se mantiene, jugarían “a muerte” por cada uno de los puntos disponibles.

Derrota Dallas a Houston con espectacular regreso

Dallas

A pesar de llegar al último cuarto con una ventaja de diez puntos, el largo pase de Tony Romo salvó, por segunda vez en el juego a su equipo, y Dan Bailey logró el gol de campo de la victoria en tiempo extra, para que los Vaqueros de Dallas derrotaran por 20-17 a los Texanos de Houston, en partido de la quinta semana de la NFL.

Tan criticado como siempre, Tony Romo fue ahora el artífice del triunfo de los Vaqueros, pues envió el pase que Dez Bryant completó en una espectacular atrapada, para llevar a los Vaqueros a la yarda 31 de los Texanos, de donde Bailey conectó el gol de campo de la victoria para Dallas.

Los Vaqueros llegaron al último cuarto con una ventaja de diez puntos, pero los Texanos afinaron su ofensiva para anotar en dos ocasiones, empatando el partido a 17 puntos con solo 2:27 minutos de juego para terminar el partido, aunque en su última posesión, los Vaqueros dieron a Dan Bailey la oportunidad de ganar el juego pero falló su intento de 53 yardas.

Ese gol de campo fallado terminó con una racha de 30 goles de campo acertados de manera consecutiva para Dan Bailey, lo que es una marca para el equipo pero por otro lado, los Vaqueros ganaron su cuarto partido consecutivo y se colocan con marca de 4-1 por primera vez desde el 2011, cuando la racha terminó ante Seattle.

La fuerza de los Texanos en el partido fue su corredor Arian Foster, quien además de correr para 157 yardas, logró la carrera de anotación con la que los Texanos lograron empatar el partido a 17 puntos cuando restaban solo 41 segundos para terminar el partido.

Sin embargo, la ofensiva de los Vaqueros y su mariscal de campo Tony Romo, tuvieron el respaldo del líder corredor de la NFL, Demarco Murray, quien corrió para 136 yardas y así alcanza su quinto juego consecutivo corriendo para más de cien yardas.

El duelo entre corredores se estrechó más en la segunda mitad, pues los Texanos se dieron cuenta que solo tenían 86 yardas en ofensiva total en la primera mitad, por lo que dieron el balón a Arian Foster, empezando a avanzar sobre la defensiva de los Vaqueros, al grado de que Foster solo, terminó con 157 yardas y dos anotaciones, la primera de ellas para dar la ventaja a los Texanos por 7-3 en el tercer cuarto.

Pero Tony Romo contestó cuatro jugadas después, en lo que pudo ser la mejor prueba para un mariscal de campo operado de la espalda, pues al ser presionado por JJ Watt, pudo evitarlo para lanzar un pase de anotación a Terrence Williams en jugada de 43 yardas, lo que regresaba a los Vaqueros la ventaja en el marcador.

Corona no es llamado por rotación: 'Piojo'

piojo

La única polémica en la lista de seleccionados que dio a conocer Miguel Herrera de cara a los juegos de preparación contra Honduras y Panamá, a celebrarse en Chiapas y Querétaro respectivamente, es la ausencia del portero de Cruz Azul, José de Jesús Corona.

El que haya sido llamado Alfredo Talavera, portero de Toluca, en lugar de Chuy, se ha tomado como una respuesta del “Piojo” a la supuesta negativa de Corona de no asistir a la convocatoria de septiembre pasado.

Más ambos lo han negado.

“Si llamo a Tala es por una cuestión de rotación, así de fácil. No hay nada con Jesús, he hablado con él, y he leído sus declaraciones, centradas, serias. Si no asistió a los juegos pasados (contra Chile y Bolivia) fue por su lesión, eso es claro”, dijo Herrera, al cortar de tajo esta situación.

Por parte del cancerbero cementero, el discurso es el mismo, no hay nada raro en su no convocatoria.

“Lo otro —las diferencias por lo ocurrido en el Mundial—, ya es cosa del pasado, ya se aclaró y no hay que darle la vuelta al asunto, ni por qué mirar atrás”, comenta el portero.

Su no convocatoria para estos juegos, la tomó con calma.

“Esta vez no me tocó, en fin”, dice resignado.

“La verdad es que uno trabaja siempre para ponerse a las órdenes, primero de mi equipo, y al estar bien futbolísticamente pensar en Selección”, opina.

—¿No le apura?

“No me preocupo, estoy tranquilo en ese sentido. Mientras esté bien en el equipo, demuestre capacidad, calidad, seguro que tendré un llamado”.

La Selección Mexicana se concentró la noche del domingo y el lunes recibirá un reconocimiento y entrenará en el Centro de Mando de la Policía Federal en Iztapalapa (Base CONTEL).

En el transcurso del día se espera la llegada de los seleccionados provenientes de Europa como Javier Hernández del Real Madrid, Héctor Herrera del Porto de Portugal, así como Guillermo Ochoa del Málaga.

// El Porvenir / El Universal
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web