La Carpeta:
1 de 10
 
Dos imágenes ilustraron este viernes las dos caras de la moneda en la lucha contra el ébola y contra la histeria colectiva desatada en Estados Unidos con la aparición de nuevos contagio: la primera mostró al presidente Barack Obama abrazando afectuosamente a la recuperada enfermera Nina Pahm; la otra, al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, asegurando que la ciudad de los rascacielos está lista para enfrentar el virus, tras revelarse que el médico Craig Spencer, de 33 años, dio positivo a la enfermedad.
Staff
octubre 25, 2014, 12:56 pm
nina-ebola
J. Jaime Hernández, corresponsal

WASHINGTON, EU., octubre 25.- Dos imágenes ilustraron este viernes las dos caras de la moneda en la lucha contra el ébola y contra la histeria colectiva desatada en Estados Unidos con la aparición de nuevos contagio: la primera mostró al presidente Barack Obama abrazando afectuosamente a la recuperada enfermera Nina Pahm; la otra, al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, asegurando que la ciudad de los rascacielos está lista para enfrentar el virus, tras revelarse que el médico Craig Spencer, de 33 años, dio positivo a la enfermedad.

No obstante, los gobernadores de Nueva York y Nueva Jersey decidieron este viernes poner en cuarentena automática a todos los trabajadores de la salud que retornen de países de África Occidental afectados por el ébola, y el gobierno de Estados Unidos considera la misma medida. En la primera aplicación de las nuevas medidas ordenadas por los dos gobernadores, una trabajadora de la salud que trató a pacientes en África Occidental y llegó al aeropuerto de Newark, Nueva Jersey, debió someterse a cuarentena, aun cuando no ´presenta síntomas.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, aseguró sobre el encuentro de Obama con Nina Pham, que el hecho de que la enfermera se encuentre hoy con vida “demuestra que Estados Unidos tiene la mejor infraestructura de salud en el mundo” para proteger a sus ciudadanos.

Según los testimonios recabados por los fotógrafos que captaron la imagen en la oficina oval, el presidente saludó afectuosamente a la enfermera y, acto seguido, le dijo: “Vamos a darnos un abrazo para que lo capten las cámaras”, aunque se abstuvo de besarla.

Intensa movilización. Mientras tanto, en Nueva York, hubo una intensa movilización de la policía metropolitana y el personal sanitario en el Hospital Belleuve, donde permanece aislado y bajo cuidado de un grupo de expertos el doctor Craig Spencer.

“Los preparativos y entrenamiento de nuestro personal médico, de nuestras fuerzas de seguridad y de los responsables de la salud, en la ciudad han sido fructíferos. El protocolo se ha seguido a rajatabla y hemos conseguido controlar la situación en el Hospital de Belleuve”, aseguró el alcalde de Blasio. Tres personas que estuvieron en contacto con Spencer se encuentran en cuarentena.

En las inmediaciones del barrio donde vive Spencer, en Manhattan, se vivía un ambiente de pánico colectivo. Desde las primeras horas del viernes, una avalancha de periodistas y cadenas de televisión montaban guardia para registrar la operación de limpieza y desinfección de los cuerpos especializados del apartamento del médico.

Las cadenas de televisión se encargaron de desmenuzar los movimientos de Craig, de la organización Médicos Sin Fronteras (MSF), desde que aterrizó en Nueva York procedente de Guinea el pasado 17 de octubre, donde trabajó atendiendo a pacientes afectados por el virus de ébola, hasta el momento en que fue ingresado al hospital con síntomas de contagio y una temperatura de poco más de 37 grados. Según el parte médico difundido, Spencer está estable y mantiene comunicación telefónica con familiares y amigos.

Los medios describieron la ruta que siguió el médico antes de comunicarse con el hospital para transmitirles su temor de posible contagio, incluyendo un recorrido en el metro y su visita a restaurantes, para que todas aquellas personas que hayan coincidido en tiempo y hora con él se mantengan alertas.

Consciente de lo anterior, el alcalde intentó transmitir un mensaje de confianza. “Estamos completamente seguros de nuestras capacidades para enfrentar el ébola”, dijo, al subrayar que el contagio sólo se da cuando se entra en contacto con los fluidos —sudor, vómito, etcétera— del paciente afectado.

En Mali, mientras tanto, la niña de dos años infectada de ébola murió este viernes por la tarde en un hospital de Kayes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) llamó a mantener un “alto nivel de vigilancia” en Mali ya que es el único país de África donde hay un caso confirmado de ébola fuera de Liberia, Sierra Leona y Guinea. Senegal y Nigeria fueron declarados libres de ébola hace pocos días.

Por su parte, la vicedirectora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Marie-Paule Kieny, dijo en Ginebra que primeras grandes pruebas con vacunas contra el ébola en África occidental podrían comenzar posiblemente ya en diciembre. Se estima que entre 20 mil y 30 mil personas formarán parte de las pruebas en Liberia, Sierra Leona y Guinea con dos vacunas desarrolladas recientemente. No se espera que las vacunaciones masivas comiencen antes de julio del año próximo.

NUMERALIA

30,000 PERSONAS

Cifra estimada de personas que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), tomarán parte de las pruebas de dos vacunas contra el ébola en Liberia, Sierra Leona y Guinea

21 DÍAS

Es el periodo de incubación del virus del ébola, de acuerdo con las autoridades sanitarias. Según expertos, las personas infectadas sólo son infecciosas cuando tienen síntomas.

// El Universal

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web