La Carpeta:
1 de 10
 
Raúl Gracia ha demostrado tener más interés en sus intereses que en el Partido Acción Nacional: cuando las cosas se pudren, le va mejor. ¿Cuál es la negociación que mantiene en “lo oscurito” Raúl Gracia con el gobierno del PRI? ¿Por qué ese gran afán por descarrilar la candidatura de Margarita Arellanes?
Jose Jaime Ruiz
octubre 10, 2014, 7:23 am

 jjr-tubos

Desde el pragmatismo y la rentabilidad, el PAN realmente existente (el de hoy, no el de Kana Fernández y la Vieja Cúpula) tendrá que trascender a Raúl Gracia o no será en el 2015. El senador panista carece de opciones para tener un candidato o candidata a la gubernatura, pero juega sus cartas y usa a su allegados, verdadero comprador de “lealtades”, como simples monedas de cambio.

Margarita Arellanes secuestró la candidatura panista y el presidente Enrique Peña Nieto acaba de avalar y oficializar este plagio electoral. Imantada, Margarita podrá unir los fragmentos, el único escollo sigue siendo el senador Raúl Gracia –José Serrano e Iván Garza, si realmente entienden de política, sabrán que perdiendo la candidatura de Monterrey, ganan futuro.

Fernando Larrazabal ya entendió que la única posibilidad real de que el PAN recupere la gubernatura es teniendo a Margarita como candidata. Entre el tiempo que dedica a sus negocios como desarrollador inmobiliario de centros comerciales y su fugaz trabajo en la Cámara de Diputados, también se da tiempo para mantener una estructura dentro del partido. Margarita lo acercó, pero con condiciones: sana distancia.

Zeferino Salgado, el más pragmático de los pragmáticos del PAN, supo que Fernando Margáin y que Felipe de Jesús Cantú no crecerían lo suficiente para ser candidatos a la gubernatura en el 2015. Mantener su reducto en San Nicolás, y tener influencia en otros municipios, nunca fue el cómo proyecto de Chefo porque, a la vuelta de los días, quien se hará del liderazgo de San Nicolás será Víctor Fuentes.

Raúl Gracia ha demostrado tener más interés en sus intereses que en el Partido Acción Nacional: cuando las cosas se pudren, le va mejor. ¿Cuál es la negociación que mantiene en “lo oscurito” Raúl Gracia con el gobierno del PRI? ¿Por qué ese gran afán por descarrilar la candidatura de Margarita Arellanes? ¿Qué le ofreció el PRI ahora a Raúl Gracia?

Days of future past o trascender a Raúl Gracia o el polvo de aquellos lodos de 2007 cuando escribíamos en esta columna (los personajes siguen vigentes): “¿Qué ganaron los panistas de Nuevo León al violar la Constitución local para que Raúl Gracia pudiera ser miembro del Consejo de la Judicatura? No ganaron, perdieron en credibilidad porque, a como están las cosas por las negociaciones oscuras, ahora Gracia es el mayor priísta del PAN. Se pasó al lado del Gobierno priísta y dejó colgados a los panistas. Gracia es –y no deberían de olvidarlo los panistas–, un colaboracionista. Esto va implícito en la declaración del diputado Ildefonso Guajardo: ‘Probablemente en el interés de mi fracción parlamentaria sea más sencillo Raúl Gracia en el Consejo de la Judicatura que en el timón de mando del Congreso’’’.

¿Quién le está pagando ahora a Gracia? ¿Alfonso Robledo quiere ser sólo la pobre moneda de cambio del senador? ¿En verdad necesita Poncho de Gracia? Para trascender en el 2015, el PAN realmente existente tiene, primero, que trascender a Raúl Gracia y romper sus oscuros acuerdos.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web