La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
septiembre 28, 2016, 11:20 am

trump-clinton

El debate sobre el debate presidencial del lunes dominó las últimas 24 horas. Todos los medios y observadores evaluaron el estilo y contenido de uno de los espectáculos políticos más vistos en la historia del país (unos 84 millones de espectadores), y el consenso es que la aspirante demócrata Hillary Clinton triunfó sobre su contrincante republicano Donald Trump.

Aunque los expertos y comentaristas ya dieron sus opiniones desde que concluyeron los 95 minutos del combate verbal, no se sabrá el veredicto del electorado por unos días más, hasta que se realicen y analicen las próximas encuestas.

Pero un indicativo de que los expertos están en lo correcto es la reacción misma de Trump la mañana de este martes, al quejarse de la falta de imparcialidad del moderador –el presentador de NBC News Lester Holt– y de una posible conspiración al colocarle un micrófono defectuoso que amplificaba su respiración y lo hacía sonar como si tuviera un resfriado.

Una venezolana resultó ser uno de los puntos más delicados y sorprendentemente claves del debate y sus secuelas. Casi al final del debate, Clinton acusó a Trump de sexista y de haber llamado a mujeres "cerditas" o "perras" en varias ocasiones, e ilustró esto con el caso de una participante del concurso Miss Universo, en ese tiempo manejado por el magnate. Clinton dijo que a dicha participante le había dicho Miss Piggy, pero también Miss servicio de limpieza, en alusión a su origen latino. "Donald, ella tiene un nombre. Su nombre es Alicia Machado y ella ahora es ciudadana estadunidense y puedes apostar que votará este noviembre", declaró Clinton ante un Trump que se veía furioso y sorprendido ante este embate.

Trump hoy no resistió abundar sobre el tema. “Esa persona fue una Miss Universo, y fue la peor que tuvimos… Fue ganadora y, sabes, aumentó extremadamente de peso, y eso fue un problema real… y su actitud”, explicó al hablar por teléfono con el noticiero de Fox News esta mañana.

Al mismo tiempo, Trump indicó que al final del debate estaba a punto de responder a Clinton con referencias a los casos en que su esposo, el ex presidente Bill Clinton, fue infiel, pero que decidió no hacerlo por la presencia de la hija de los Clinton en la sala. Sin embargo, amenazó con que tal vez en el futuro la "golpeará más duro en ciertas maneras". Si cumple, esta contienda podría regresar al nivel del lodo que caracterizó las primarias republicanas. (La Jornada)

// Medios