La Carpeta:
1 de 10
 
La tarde del 11 de septiembre de 2004, Rodolfo Carrillo Fuentes, “El Niño de Oro”, salía de Plaza Cinépolis en Culiacán, Sinaloa, junto con su esposa y sus dos hijos, cuando las ráfagas de metralleta se escucharon.
Staff
octubre 10, 2014, 6:59 am

miguelmesa-amadocarrillo-gerardomaciel-int

La tarde del 11 de septiembre de 2004, Rodolfo Carrillo Fuentes, “El Niño de Oro”, salía de Plaza Cinépolis en Culiacán, Sinaloa, junto con su esposa y sus dos hijos, cuando las ráfagas de metralleta se escucharon. El hermano menor de Amado y Vicente estaba muerto y empezaba con ello una cruenta guerra del crimen organizado que aún no termina, aunque los protagonistas no sean los mismos.

Con la muerte de Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”, en 1997, Vicente Carrillo Fuentes, “El Viceroy”, tomó el control del cártel de Juárez. Continuó la alianza con el cártel de Sinaloa, a cargo de Joaquín “El Chapo” Guzmán y con Ismael “El Mayo” Zambada, e incluso dio protección al primero cuando se fugó de la cárcel en 2001. En pago, “El Chapo” respondió con la reconquista de territorios perdidos durante su encierro.

Vicente, entonces, mandó asesinar a uno de los lugartenientes de Guzmán Loera. Después, en Monterrey, en una reunión entre “El Mayo” y “El Chapo”, se decidió la muerte de “El Niño de Oro”.

Rodolfo Carrillo, quien murió junto con su esposa, Giovana Quevedo, fue sepultado en un féretro matrimonial de caoba.

La respuesta de “El Viceroy” fue inmediata: ordenó matar —en diciembre de 2014— a Arturo “El Pollo” Guzmán Loera, hermano de Joaquín “El Chapo” Guzmán, en el Penal de Máxima Seguridad de La Palma, en el Estado de México.

Diez años después, los actores principales de lucha que ha dejado miles de muertos por el control de las rutas de trasiego y el mercado de la droga se encuentran presos. Joaquín “El Chapo” Guzmán fue detenido en enero pasado, mientras que Vicente Carrillo Fuentes fue aprehendido este jueves en Torreón, Coahuila.

Tres de los seis hermanos Carrillo Fuentes están hoy sin vida: Amado, Cipriano, Rodolfo y José Cruz. Dos más se encuentran en la cárcel: Vicente y Alberto.

Los Carrillo Fuentes eran sobrinos de Ernesto Fonseca Carrillo, “Don Neto”, quien en la década de los 80 envió a Amado a Chihuahua para supervisar los envíos de cocaína de su tío, y para aprender acerca de las operaciones transfronterizas de Pablo Acosta Villarreal, “El Pablote”.

Tras el asesinato de Rafael Aguilar Guajardo, en abril de 1993, Amado Carrillo Fuentes asumió el liderazgo del cártel de Juárez.

Sólo unos meses después, el 24 de diciembre, Carrillo Fuente fue atacado en el restaurante Ochoa Bali-Hai, en la ciudad de México, aparentemente por gatilleros al servicio del cártel de los Arellano Félix.

Aún no terminaban de servir los mariscos, cuando se escucharon varios disparos provenientes de la calle. Afuera del establecimiento se enfrentaron sicarios del cártel de Tijuana con los gatilleros de “El Señor de los Cielos”. Éste saltó, junto con su esposa, por el domo del baño de hombres y salió a una calle contigua, donde abordó un automóvil y huyó.

Sobrevivió al intento de asesinato, pero cuatro años después la muerte lo alcanzó. El 4 de julio de 1997, tras una fallida cirugía plástica para cambiar su fisonomía, Amado Carrillo Fuentes quedó sin vida.

El 28 de octubre de 2008, el cuerpo de José Cruz Carrillo Fuentes fue encontrado calcinado y posteriormente sus restos fueron robados del Servicio Médico Forense (Semefo) por un grupo armado.

Vicente Carrillo Leyva, hijo de Amado Carrillo Fuentes, fue arrestado en abril de 2009 en la ciudad de México, acusado de acopio de armas y “lavado” de dinero.

Alberto Carrillo Fuentes, hermano de Amado, fue detenido en Bucerías, Nayarit, en septiembre de 2013, por la Policía Federal, y acusado de delincuencia organizada, delitos contra la salud, “lavado” de dinero, portación de armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

Este jueves, Vicente “El Viceroy” Carrillo Fuentes fue arrestado en Torreón, Coahuila, sin que hubiera un disparo de por medio, luego de haber perdido plazas en Chihuahua y Durango tras su enfrentamiento con “El Chapo” Guzmán Loera.

Es así como la muerte, la tragedia y la cárcel acompañan la antigua historia de los Carillo Fuentes, siempre ligada al narcotráfico.

// El Universal
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web