La Carpeta:
1 de 10
 
La organización defensora de los Derechos Humanos Human Rights Watch demandó al gobierno mexicano acelerar el proceso de identificación mediante exámenes de ADN a los cadáveres recuperados en el estado de Guerrero...
Staff
octubre 8, 2014, 6:02 pm

palaciodelasnaciones-int

La organización defensora de los Derechos Humanos Human Rights Watch (HRW), demandó al gobierno mexicano acelerar el proceso de identificación mediante exámenes de ADN a los cadáveres recuperados en el estado de Guerrero para establecer cuantos de ellos se corresponden con la identidad de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala y le instó a contar con un sistema de alerta temprana que permita evitar futuras tragedias como la ocurrida en esa localidad el pasado 26 de septiembre.

Además, se sumó a la demanda del Departamento de Estado de Estados Unidos para que las autoridades mexicanas no sólo esclarezcan responsabilidades, sino que ofrezcan una respuesta judicial y un castigo ejemplar contra todos aquellos que resulten responsables de la masacre "sin importar si son civiles, policías o militares".

Sin embargo, a diferencia del Departamento de Estado, el director ejecutivo para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, fue más allá al criticar abiertamente al gobierno de México por su actuación tardía o cuestionable en incidentes muy graves como el registrado en junio pasado en Tlatlaya, Estado de México, donde 22 civiles perdieron la vida, o en la ciudad de Iguala, Guerrero el pasado 26 de septiembre, que ha dejado un saldo de 43 estudiantes desaparecidos.

"Estas vacilaciones en la actuación del Estado mexicano las hemos visto en Michoacán con el tema de las auto defensas y ahora lo vemos en Guerrero. Me da la impresión de que el gobierno de México hay una enorme improvisación porque consideran que este tipo de incidentes son temas secundarios y sólo reacciona frente a escándalos mayores y cuando la opinión pública exige respuestas, cuando estas tragedias alcanzan las primeras planas", valoró Vivanco.

"La desidia y la negligencia del gobierno mexicano ha quedado en evidencia a pesar de las promesas y los discursos a favor de los derechos humanos", sentenció José Miguel Vivanco al lamentar también la actitud vacilante o comedida de Estados Unidos que sólo pide esclarecer los incidentes, pero no eleva una condena ante crímenes que, desde su punto de vista, son de lesa humanidad:

"Me parece importante que el Departamento de Estado haya exigido una investigación seria en Tlatlaya y ahora en Iguala. Me haría gustado, sin embargo, declaraciones mucho más contundentes de la administración Obama que, en general, ha evitado formular críticas sobre el record de derechos humanos de México, lo mismo durante la presidencia de Felipe Calderón que la de Enrique Peña Nieto", añadió Vivanco.

Durante conferencia de prensa, y a raíz de los incidentes de junio pasado en Tlatlaya, Estado de México, donde perdieron la vida 22 civiles, José Miguel Vivanco consideró que el record del ejército mexicano en el terreno de los Derechos Humanos pone en entredicho su capacidad para participar en futuras operaciones de los cuerpos de casos azules de la Organización de Naciones Unidas (ONU), tal y como se comprometió el gobierno de México el pasado mes de septiembre.

"El record que tienen los militares mexicanos, tanto en el terreno de los derechos humanos, como en cuanto a la falta de rendición de cuentas y hasta la práctica de encubrimiento, demuestra que no tienen la cultura de respeto de los derechos humanos. Por eso creo que difícilmente podrán servir como modelo y en situaciones de crisis internacionales que requieren de ejércitos profesionales que respeten los estándares mínimos de derechos humanos", consideró Vicanco.

En su intervención ante los medios internacionales, Vivanco denunció por otra parte como insuficiente la respuesta que ha ofrecido el gobierno de México ante el cúmulo de peticiones para esclarecer "la gran cantidad de casos de desaparición forzada" en los últimos años, el responsable de la división Américas de HRW confirmó el envío de una carta de 11 páginas dirigida al secretario de Gobernación para demandar una explicación al respecto.

"Las desapariciones representan una crisis de derechos humanos de enormes proporciones para México", dijo Vivanco al lamentar la falta de claridad del gobierno mexicano al elaborar una lista confiable de las personas que figuran en la lista de desaparecidas.

"El gobierno (de México) indica que la cantidad de personas que se reportaron como extraviadas durante la presidencia de Calderón y cuyo paradero aún se desconoce, se ha reducido en 17 mil (de 29 mil a 12 mil), mientras que el número de extraviados desde que Peña Nieto asumió la presidencia se redujo en 13 mil (de 23 mil a 10 mil).

"Sin embargo, el gobierno no ha proporcionado una lista de personas cuyo paradero aún se desconozca, ni de aquellas que han sido localizadas".

// El Universal
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web