La Carpeta:
1 de 10
 
Pobre Juárez Nuevo León, tan cerca de Monterrey y tan lejos de la justicia.
Francisco Tijerina
enero 8, 2016, 6:19 am

pacot-nuevo

“Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto.” // Cardenal de Retz

No es simple desesperación. Es un sentimiento de rabia e impotencia ante la pasividad e indolencia de un gobierno de socialitos y relumbrón.

Si los vecinos de la colonia Pedregal de Santa Mónica, en Juárez Nuevo León, han llegado al extremo de comprar material y ponerse a tapar los baches de su sector, es porque tienen más que claro que la autoridad municipal no lo hará en el corto plazo, a pesar de las promesas, de los lindos spots en la televisión y las rimbombantes declaraciones.

Los ciudadanos llegan a esa conclusión por una razón sencilla: conocen muy bien a Heriberto Treviño, ya lo sufrieron antes como alcalde y saben que no les hará caso, por lo que no tienen de otra que ponerse a resolver los problemas por sus propios medios.

La acción de los inconformes es una mancha de vergüenza para una autoridad municipal incapaz de cumplir con su cometido inicial que es el brindar servicios y la pregunta surge obligada: si no son capaces de eso, ¿qué se puede esperar en otras materias más complicadas como la seguridad, el desarrollo y el apoyo a las clases necesitadas?

Pobre Juárez Nuevo León, tan cerca de Monterrey y tan lejos de la justicia.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web