La Carpeta:
1 de 10
 
La visita del papa Francisco a México no es política sino pastoral, pues el Pontífice no tiene la pretensión de venir a resolver los problemas de México, enfatizó el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre.
Staff
enero 11, 2016, 8:57 am

Pierre

La visita del papa Francisco a México no es política sino pastoral, pues el Pontífice no tiene la pretensión de venir a resolver los problemas de México, enfatizó el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre.

En conferencia de prensa, el representante de la Santa Sede en nuestro país destacó que México tiene inmensas riquezas, aunque, como otras naciones, tiene problemas, pero son los ciudadanos y políticos quienes tienen la responsabilidad de resolverlos.

“Él está enterado de lo que está pasando en México. No viene a resolver, no viene como juez, viene para encontrar, para compartir, para consolar, para ayudar a las personas, a partir de lo que nos ofrece el Evangelio, la experiencia cristiana de promover los valores del Evangelio”, expresó.

Subrayó que si bien la visita del Pontífice no es política, su mensaje tendrá incidencias, pues viene a redescubrir los valores “para vivir mejor en nuestra fe”, y confió en que la estancia de Jorge Bergoglio sea “fecunda”.

Respecto a la petición que han hecho los familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde el 26 de septiembre del año pasado para reunirse con el jerarca católico, Christophe Pierre comentó que familias de personas desaparecidas tendrán la posibilidad de participar en los eventos del papa Francisco.

“El Papa no va a excluir a nadie”. Asimismo, sobre la posibilidad de que el vicario de Cristo se reúna con los jesuitas, el representante de la Santa Sede en el país destacó que hay que respetar la dimensión privada y la dimensión pública de la visita papal.

“Si el Papa quiere encontrarse con algunas personas, con algunos grupos, lo va a hacer, es un poco la decisión del Santo Padre. Hay el programa público, probablemente se va a hacer, probablemente no, todavía falta un mes; no es un no, todavía no está siendo considerado”, comentó.

Cuestionado sobre si durante su visita a México el Papa abordaría la captura de Joaquín El Chapo Guzmán, el nuncio apostólico consideró que el pontífice argentino no se referirá al tema, pues es un asunto que corresponde al país comentar.

“El Papa no viene como una interferencia en la vida política. Yo pienso que hay que conservar la noción del respeto, especialmente de acontecimientos precisos como éste. El Papa como pastor viene a hablar principalmente a los católicos, pero a todos los hombres de buena voluntad. Yo pienso que es importante entender que el Papa va hablar a las personas como un diálogo de fe, pero la fe tiene incidencia en toda la realidad”, señaló.

// El Universal