La Carpeta:
1 de 10
 
El movimiento #132, en su único posicionamiento ideológico, se definió como antiteleviso, antiTV Azteco en menor grado, pero definitiva y radicalmente antiPeña Nieto. ¿Cómo esperan que Peña Nieto acepte ir al matadero?
FELIX CORTES CAMARILLO
junio 7, 2012, 8:05 am

Todos aceptamos, algunos con resignación y otros por raciocinio, el inevitable surgimiento de ese movimiento social que provocado por la intransigencia del PRI se convirtió en aglutinante de muchas inconformidades. El yo soy 132 catalizó lo que sus gestores no imaginaban.

Los profesionales de la política sí lo entendieron. Aquí había un amplio campo para cualquier ideología, siempre y cuando fuera de oposición. Como el PAN no puede, oficialmente, subirse a ese cabús y el PRI está comandado por una partida de idiotas, Andrés Manuel López Obrador fue el primero en tratar de montarse en caballo ensillado.

Los ingenuos muchachos se apuntaron al no como opción. Los que saben de política tal vez ya se olvidaron que los griegos llegaron a considerarla el más bello oficio de los humanos, pero saben que su ejercicio es buscar el sí.

El movimiento 132, de todos mis respetos, no tiene ningún sí. En sus inicios, López Obrador quiso montarse ahí. Pero el 132 sigue sin tener un sí. Es inevitable remitirse al 1968. El movimiento del 68 comenzó el 26 de julio y terminó trágicamente el dos de octubre. Por la simple razón de que sus dirigentes –si es que los hubo– no supieron adivinar un dos de octubre sangriento. Fundamentalmente, sin embargo, porque no supieron imaginar –parisinos genios de la imaginación– un tres de octubre.

Los que manipulan a los chicos de la Ibero e islas adláteres tampoco tienen idea del dos de julio, que es exactamente lo que nos debe importar a los mexicanos. Ahora alguien ha salido con la idea genial de que el movimiento #132 convoque a un tercer debate entre los aspirantes a gobernar este país.

El movimiento #132, en su único posicionamiento ideológico, se definió como antiteleviso, antiTV Azteco en menor grado, pero definitiva y radicalmente antiPeña Nieto. ¿Cómo esperan que Peña Nieto acepte ir al matadero?

Se necesita ser pendejo.

Tienen las condiciones.

felixcortescama@yahoo.com