Este domingo, un ataque a balazos contra elementos de Seguridad Pública de Apodaca terminó en una persecución que se extendió hasta el municipio de Marín, donde dos delincuentes que viajaban en un vehículo de alquiler fueron abatidos. Los implicados acababan de robar un vehículo en el municipio de Santa Catarina. Los pistoleros intentaron escapar por medio de unas brechas, pero fueron interceptados por los elementos de distintas corporaciones.

Uno de ellos contaba con una edad aproximada de 35 años, barba de candado, complexión regular y piel blanca; vestía pantalón de mezclilla, sudadera azul y tenis. Mientras que su cómplice, vestía un pants rojo, tenis y sudadera.

Al momento de los hechos, estos viajaban en un automóvil taxi Tsuru, blanco con amarillo. Según las placas y el logotipo, esta unidad estaba asignada al municipio de San Pedro. Los uniformados dijeron que estaban estacionados cerca de la comandancia de policía en el km 39 de la carretera Miguel Alemán. En ese momento, los ocupantes del taxi agredieron con disparos a los oficiales y estos repelieron el ataque solicitando refuerzos.

Una vez que llegaron unidades de Fuerza Civil y personal del Ejército Mexicano, siguieron a los sospechosos, hasta que fueron copados en un predio baldío, donde surgió un nuevo enfrentamiento. Al verse acorralados, los ocupantes del taxi comenzaron a disparar contra los uniformados, usando armas de alto poder. Pero la respuesta de los policías fue contundente y terminaron por ser abatir a los sospechosos.

Al lugar llegaron efectivos de la Agencia Estatal de Investigaciones, quienes acordonaron la zona, para iniciar las indagatorias. No se descarta que estas personas estén implicadas en otros hechos delictivos, ocurrido en la zona metropolitana.