El gobierno de Estados Unidos advirtió a socios de Joaquín Guzmán Loera que “no son intocables” y dijo que los presentará ante la justicia por los daños que las actividades ilícitas del capo ocasionaron en el pueblo estadounidense.

En conferencia de prensa, y apenas minutos después de conocerse que el jurado encontró “culpable” a Guzmán Loera de todos los cargos en su contra, el Fiscal del Distrito Este de Nueva York, Richard Donahue, agradeció a todas las agencias involucradas en el caso y aseguró que la “la guerra contra el narcotráfico” no es una batalla perdida, por lo que expresó su respeto a todas las familias que han perdido a una persona por el consumo o la violencia derivada del trasiego de drogas.

“En algunos casos se determinó que Guzmán Loera dirigió al Cártel de Sinaloa, el más peligroso del mundo responsable de homicidios y del contrabando de cantidades gigantes de droga. Fue condenado a cadena perpetua sin derecho a fianza, de manera que ya no tendrá escapatoria. Llegó su final”, dijo Donahue a las afueras de la corte federal en Brooklyn.

En cuanto a la participación de autoridades mexicanas, el fiscal destacó su colaboración en el proceso y calificó el veredicto como una “triunfo para ambas naciones”. Precisó que el juicio contra “El Chapo” establece un procedente importante porque permitió conocer la forma de operar de una organización criminal de los niveles del Cártel de Sinaloa, sobre la que reconoció que alcanzó una enorme fortuna porque contó con el respaldo de una “estructura de corrupción inmensa”.

Por su parte, el agente especial del Departamento de Seguridad Interna, Ángel Meléndez, calificó este 12 de febrero como un “día histórico” para la justicia estadounidense, al afirmar que desde el momento en el que narcotraficante pisó Nueva York se puso en marcha un aparato nunca antes visto para formular los cargos correspondientes en su contra.

Agregó que el veredicto alcanzado este martes significa el fin de la vida sanguinaria de Guzmán Loera, a quien consideró como un individuo que “envenenó” a jóvenes y niños estadounidenses. Además, aprovechó para lanzar una advertencia para socios o delincuentes que busquen seguir el proceder del capo sinaloense.

“Este veredicto de culpabilidad lleva un mensaje claro a todos aquellos individuos que igual que el Chapo quieren envenenar nuestras calles: no son intocables, no son inalcanzables y sus días les llegarán”.