El senador sin grupo parlamentario, Emilio Álvarez Icaza, acompañado de organizaciones civiles, solicitó que se reconozca de manera oficial el desplazamiento interno forzado en el país. Durante la presentación del estudio “Entre la visibilidad y el abandono, un acercamiento cuantitativo al desplazamiento forzado interno en México”, dijo que el objetivo es que se impida la violación “estructural” de los derechos humanos y que se diseñen políticas públicas para atender a las víctimas.

Según el legislador, el desplazamiento interno forzado es una de las crisis humanitarias invisibilizadas de nuestro país, caracterizada por la tragedia de haber tenido que abandonar sus casas, escuelas y trabajos debido a la violencia.

De acuerdo con José Antonio Guevara Bermúdez, director ejecutivo de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, no hay un diagnóstico sobre el fenómeno que permita conocer la dimensión real del problema.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública, alrededor de ocho millones 726 mil 375 personas se ha visto obligadas a abandonar su hogar debido a la delincuencia entre 2011 y 2017.

Sin embargo, es necesario clasificar qué tipo de desplazamiento se trata, si es a causa del narcotráfico, la inseguridad pública o algún otro tipo de conflicto social.

Foto propiedad de: Pedro Anza/Cuartoscuro