Dos legisladores de Movimiento Ciudadano acusaron este miércoles ante la Fiscalía General de la República, al líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Carlos Romero Deschamps, por la presunta comisión de 11 delitos.

Verónica Delgadillo y Samuel García acudieron ante la FGR a interponer la denuncia. Los delitos por los que lo acusan son: robo de combustible, secuestro, venta de plazas, desvío de recursos, enriquecimiento ilícito, delincuencia organizada, operación con recursos ilícitos, evasión y defraudación fiscal, peculado y nepotismo.

“Ha estado al frente del sindicato, ha sido cómplice de delitos vergonzosos como el Pemexgate y nada ha pasado. Los gobiernos no han actuado, pareciera que lo defienden, pareciera que lo protegen. Si este Gobierno realmente quiere combatir el huachicol en nuestro país y quieren desmantelar la red de corrupción que hay, lo fundamental que personas como Carlos Romero Deschamps se enfrenten a la justicia”, dijo la senadora Delgadillo.

Samuel García hizo un llamado al fiscal Alejandro Gertz Manero, a que integre una carpeta de investigación y pida la actuación del Poder Judicial en contra del ex senador. Consideró que hay “fácil” tres delitos con los que podrían consignar a Romero Deschamps y meterlo en la cárcel. Tales irregularidades son: delincuencia organizada, robo de hidrocarburos, lavado de dinero, venta de plazas en el sindicato, defraudación fiscal y discrepancia fiscal.

“Es el padrino del huachicol, reúne casi todos los delitos graves”, dijo el senador García.