En Nuevo León ya están listas las primeras parejas igualitarias, o del mismo sexo, que se van a casar próximamente, y este miércoles estuvieron en la antesala en el Registro Civil para meter las solicitudes de matrimonio sin amparo.

Mario Rodríguez Platas, del Movimiento por la Igualdad en Nuevo León señaló que el pasado 19 de febrero la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucional los artículos 140 y 148 del Código Civil de Nuevo León. Dijo que la SCJN determinó que cualquier ley que limite el matrimonio exclusivamente a parejas heterosexuales comete un acto de discriminación que no es tolerado en un Estado de Derecho.

Resaltó que toda aquella ley, de cualquier entidad federativa, que limite el matrimonio a un hombre y una mujer excluyendo de esta a las parejas del mismo sexo, o que considere que la finalidad de la institución del matrimonio es exclusivamente la procreación, resultan inconstitucionales, ya que conllevan un acto de verdadera discriminación que no puede ser tolerado en un Estado de Derecho como el nuestro.

Los artículos que fueron invalidados son el 140 del Código Civil de Nuevo León, que establecía que sólo pueden celebrar esponsales el hombre y la mujer que han cumplido dieciocho años. Y el artículo 148 del Código Civil de Nuevo León, que establecía que para contraer matrimonio, el hombre y la mujer necesitan haber cumplido dieciocho años. Los jueces competentes podrán conceder dispensas de edad por causas justificadas.

El pasado 25 de febrero se hizo la notificación en el Congreso del Estado, la cual se recibió en el Pleno por el presidente Marco González, con lo que entró en vigor en automático la invalidación de estos artículos para que se puedan casar personas dos personas del mismo sexo.

Mario Rodríguez Plata y Jennifer Aguayo acompañaron a la pareja que el próximo 6 de marzo contraerán nupcias. Ellos son Amatsu Aranda y Janeth Oliva, de 37 y 32 añps de edad, respectivamente.

Aunque ya está legalizado y la decisión de la Suprema Corte es inapelable, la pareja dijo que han tenido dificultades para contratar un salón de fiestas para su boda, porque los dueños se han negado a celebrar uniones de este tipo.

Otra pareja que ya hizo solicitud para contraer nupcias es la formada por Martha Trejo y Paola Loera. Así como Marina Burguet y Kolumba Hedzor u Alejandra castillo y Sarahi Fernández.

Con estos casamientos celebran la resolución de la SCJN que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Los matrimonios serán oficiados en el tercer piso del edificio Pabellón Ciudadano, en las oficinas centrales del Registro Civil.