La Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por sus siglas en inglés) confirmó que Irán cumple de manera plena con sus compromisos del acuerdo nuclear de 2015 sobre su programa nuclear, mientras que tiene indicios de que Corea del Norte sigue con su producción de uranio enriquecido.

“Irán está implementando plenamente sus compromisos relacionados con la energía nuclear en el marco del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA)”, subrayó el director general de la IAEA, Yukiya Amano, en referencia al acuerdo firmado en 2015 entre Irán y el llamado Grupo 5+1.

En su declaración introductoria a la Junta de Gobernadores de la IAEA, iniciada en la sede del organismo en Viena, Amano destacó que es esencial que Irán continúe implementando plenamente sus compromisos relacionados con su programa de energía nuclear.

La Agencia, explicó, continúa verificando la no desviación de material nuclear declarado por Irán, en virtud de su Acuerdo de Salvaguardias y adelantó que la IAEA continuará realizando las evaluaciones sobre la ausencia de material nuclear no declarado y actividades en Irán

“Al implementar las actividades de verificación en Irán, la IAEA analiza toda la información relevante para las salvaguardas, que normalmente toma tiempo, y toma medidas cuando corresponde”, dijo Amano en su discurso, difundido en la página en Internet del organismo, dependiente de las Naciones Unidas (ONU).

La Agencia, agregó, realiza análisis y toma medidas de manera “‘imparcial, independiente y objetiva”, dentro del marco del acuerdo de salvaguardas existente y de acuerdo con la práctica de salvaguardias establecida, el cual consideró, deben respaldar un mayor número de país.

Sobre la República Popular Democrática de Corea (RPDC), nombre oficial de Corea del Norte, el diplomático japonés confirmó que la IAEA aún no tiene acceso directo al país, pero ha seguido supervisando el programa nuclear norcoreano, utilizando información de código abierto e imágenes satelitales.

Indicó que la IAEA no ha observado ninguna indicación de la operación del reactor de cinco megavatios del complejo nuclear de Yongbyon, cuyo desmantelamiento fue un tema central en la cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un de la semana pasada en Vietnam.

“En el laboratorio radioquímico que separa el plutonio del combustible gastado del reactor, no hubo indicios de tales actividades de reprocesamiento, pero una instalación que se cree que se usa para el enriquecimiento de uranio, proceso que también puede producir material para armas nucleares, parece estar funcionando”.

Continuamos observando indicios sobre el uso de las instalaciones de enriquecimiento de centrífugas informadas, sin embargo, sin acceso, la Agencia no puede confirmar la naturaleza y el propósito de estas actividades, explicó el titular de la IAEA.

“La IAEA continúa siguiendo de cerca los desarrollos internacionales sobre el problema nuclear de la RPDC. Esperamos que estos procesos conduzcan a un acuerdo ya la implementación de medidas concretas de desnuclearización”, indicó y subrayó que la Agencia está lista para trabajar en la RPDC.

Una vez más, abundó, solicito a la RPDC que cumpla plenamente con sus obligaciones en virtud de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y de la Junta del IAEA, de “cooperar rápidamente con el organismo y de resolver todas las cuestiones pendientes”.