Cierres de escuelas y lugares de trabajo afectaron este viernes a millones de venezolanos, tras el segundo día consecutivo de apagones en el país sudamericano. Delcy Rodríguez, vicepresidenta venezolana señaló que las causas del corte en la energía eléctrica provienen de un “ataque tecnológico” en la planta hidroeléctrica de Guri.

En declaraciones a la cadena Telesur, la vicepresidente señaló que el corte de la energía eléctrica se debe a un acto de sabotaje llevado a cabo por la oposición de extrema derecha en su país. Mientras tanto, los venezolanos intentan seguir con su vida normal, pero evidentemente con muchas dificultades.

Niños, bebés y ancianos cuya salud depende de respiradores e incubadoras en hospitales son algunos de los principales afectados.

Por su parte, Nicolás Maduro, presidente venezolano, responsabilizó al “imperialismo estadounidense” de esta “guerra eléctrica”, además de felicitar a los venezolanos por “resistir con gallardía”.