Tras desconocer el incremento en tarifas del transporte en rutas suburbanas, Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, llamó este sábado a los usuarios a no pagarlo. El funcionario estatal reiteró, mediante un comunicado en redes sociales, que el Estado no aprueba el alza a 17 pesos en el pago en efectivo en camiones que brindan servicio en municipios suburbanos, y mantendrá su postura contra el tarifazo.

La mesa de negociación con los transportistas para evitar un daño al bolsillo de la ciudadanía, continúa.

“No aprobamos, el que los empresarios del transporte por su cuenta intenten regresar a tarifas que les fueron otorgadas hace 4 años, por (el entonces gobernador) Rodrigo Medina, y presionar ahora en las negociaciones. Amigos de Nuevo León, esta es la primera vez que un Gobernador le marca el alto al transporte apoyando a la ciudadanía. Echémosle la mano, no paguen ningún aumento. El gobierno ciudadano no lo ha autorizado, estamos con ustedes”, cita el escrito.

Resaltó que fue por el desmedido de su utilidad en este tipo de rutas, que los mismos permisionarios decidieron bajar la tarifa dos años atrás, como parte de la creación de los Consorcios de Transporte por parte de la actual Administración estatal.

Por otro lado, en conjunto con la Federación, se trabaja en la otorgación de una serie de apoyos para reducir sus costos de operación, como lo es el acceso a diesel y gasolina al precio de la frontera, la restructuración de su deuda ante Nacional Financiera, y exención en impuestos estatales.

“La posición del Gobierno del Estado hasta la fecha es, no hay aumento a ninguna tarifa de ningún tipo en el estado. El momento de la negociación es que continuamos la mesa analizando las posiciones de apoyo de presidente y del Gobierno del estado y deberán continuar”, añade.

Ese viernes, la Asociación del Transporte Público de Pasajeros de Nuevo León anunció que a partir del próximo lunes la tarifa en rutas suburbanas aumentará a 17 pesos. El pago con tarjeta feria sería de 15.33 pesos en modalidad ordinaria y 7.96 pesos en preferente, en autobuses sin climatizar; mientras que en unidades con clima es de 16.36 pesos en modalidad ordinaria y 9.51 pesos en preferente.