Dado que el aumento en las tarifas planteado en septiembre pasado resulta “obsoleto”, el Consejo Estatal del Transporte iniciará un análisis desde cero, adelantó este martes el gobernador Jaime Rodríguez Calderón. Al convocar a sesión del organismo, el mandatario estatal indicó que las condiciones actuales son muy diferentes a las del año anterior, pues en coordinación con el gobierno federal se logró una serie de apoyos a los empresarios del transporte que permiten evitar el “tarifazo”.

La propuesta de un incremento de un peso más un deslizamiento mensual hasta llegar a los 19 pesos, será desechada y sustituida por una más moderada.

“El anterior análisis ya es obsoleto, ya es caduco. No son las mismas circunstancias. Hoy tenemos el ofrecimiento del Presidente para que los empresarios se organicen y puedan importar diésel más económico. Se acaba de hacer un acuerdo a través de la Secretaría de Hacienda para tener incentivos del IEPS del diésel”.

Escenario al que se suma la oportunidad de crecer los plazos de financiamiento para la adquisición de nuevas unidades, a través de Nacional Financiera.

Rodríguez Calderón atribuyó la problemática que se vive hoy en día con los transportistas a la bonanza que les permitió su antecesor Rodrigo Medina de la Cruz, durante la pasada Administración.