El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, informó que la Guardia Nacional requerirá de alrededor de 20 mil millones de pesos sólo este año para pagarle a los 21 mil 170 elementos que serán reclutados en los próximos meses.

Argumentó que los nuevos elementos necesitan sueldos, prestaciones, uniformes, equipamiento y lugares de hospedaje, por lo que se van a construir 87 cuarteles para la Guardia Nacional, con capacidad promedio para 120 elementos en todo el país.

“En el transcurso del año se reclutarán 21 mil 170 elementos por ello ese presupuesto, pero para el próximo año el presupuesto será mayor pues también incluirá lo que ahora forma parte del presupuesto de la Secretaría de la Defensa Nacional, Marina y de la Policía Federal”.

“Hemos hecho en conjunto con la Secretaría de Hacienda pruebas de presupuesto y hasta este momento sólo el gasto lo van a representar los 21 mil reclutas, estamos hablando en números redondos de que este primer año la Guardia Nacional podría requerir de un presupuesto de alrededor de 20 mil millones de pesos”, señaló Durazo al concluir la presentación del Programa de Anticorrupción y Gobierno Abierto.

Refuerzan transparencia

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) presentó su programa interno para combatir la corrupción desde el interior de la institución, al mismo tiempo que conformó un Comité de Transparencia para evaluar eficazmente la clasificación de la información de la dependencia.

“Los temas de transparencia y combate a la corrupción son fundamentales para la nueva administración por lo que generar internamente una cultura de rendición de cuentas y de responsabilidad con la sociedad que no han existido porque se ha utilizado para cometer excesos”.

Señaló que el problema más grave es la corrupción pues, de acuerdo con organismos internacionales, México pasó de ocupar el lugar 53 de 165 naciones en el año 2000, al 138 en 2018, “y eso nos habla del reto que tenemos porque si no somos capaces de combatir la corrupción será difícil garantizar seguridad a la población”.

Eduardo Murillo Magaña, director general adjunto de Apoyo Jurídico de la SSPC, indicó que el objetivo el Programa Anticorrupción y Gobierno Abierto es impulsar una cultura de integridad que va desde corrupción hasta la transparencia.

Las principales líneas de acción se centran en el control interno para medir la percepción de corrupción; sensibilización para tolerancia cero a la corrupción; eliminar trámites innecesarios y actos de opacidad; fomentar la denuncia ciudadana y a través de redes sociales o correo electrónico.

En cuanto al Comité de Transparencia, la titular Bertha María Alcalde, señaló que “el Comité implica garantizar un derecho a la ciudadanía, el derecho a la información. Poder analizar si realmente la información se tiene que clasificar o ser reservada”.

“Mantener la información como reservada se ha utilizado como estrategia para permitir prácticas de corrupción que nos han llevado deudas multimillonarias respaldadas en la clasificación de información”, aseguró Alcalde.

Foto propiedad de: Victoria Valtierra / Cuartoscuro