El entonces candidato presidencial republicano Donald Trump y los miembros de su campaña no conspiraron con Rusia para influir en los resultados de las elecciones presidenciales de 2016, concluyó el fiscal especial Robert Mueller. La conclusión resultó luego de entrevistar a unos 500 testigos, así como 13 solicitudes de información a gobiernos extranjeros, entre otros recursos, reseñó la cadena CNN.

La investigación terminó el pasado viernes y este domingo el fiscal general estadounidense William Barr envió sus resultados al Congreso en una carta de cuatro páginas. Junto a la falta de elementos para determinar que hubo conspiración con Rusia, tampoco hubo evidencia suficiente para acusar al mandatario de obstrucción de la justicia.

En total la investigación duró 22 meses, en cuyo transcurso sí se presentaron cargos contra 37 personas, seis de ellos socios de Trump, además de 26 ciudadanos y tres compañías de Rusia.

Destaca el caso del exjefe de campaña del mandatario, Paul Manafort, pues en la investigación surgió que estafó a bancos y al gobierno estadounidense, al no pagar impuestos por millonarios ingresos que obtuvo por asesoría política a Ucrania, cargos de los cuales resultó culpable. Ahora el Partido Demócrata exige que el fiscal general publique el informe completo de Mueller, anunció el representante neoyorquino Jerry Nadler.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.