Al parecer, el actor Nicolas Cage toma decisiones cuando no está en sus cinco sentidos. El reconocido histrión asegura que estaba demasiado borracho cuando accedió a casarse con Erika Koike, de acuerdo a la petición de anulación. Cage y la maquillista estuvieron casados por cuatro días, tras recibir su licencia y certificado de matrimonio el pasado sábado en Las Vegas, Nevada, según PEOPLE.

En los documentos de corte, el actor de 55 años, declara que tanto él como Koike, estaban intoxicados y carecía de entendimiento para contraer matrimonio.

“Antes de obtener la licencia de matrimonio y participar en una ceremonia matrimonial, [Cage] y [Koike], estuvieron bebiendo hasta el punto de intoxicación”, declaró el abogado del actor en los documentos. “Como resultado de su intoxicación, cuando [Koike] sugirió a [Cage] casarse, [él] reaccionó con impulso, sin la habilidad de reconocer o entender el impacto total de sus acciones”.

En la petición, el multigalardonado actor resalta que existen motivos para la anulación, ya que la maquillista no le reveló el nivel de relación que mantenía con otra persona. Además, asegura que Koike no le informó de su récord criminal, ni de sus procedimientos judiciales actuales, sin entrar en detalles sobre el asunto.

La pareja había mantenido su relación en privado, habiendo sido captados solamente en dos ocasiones: durante sus vacaciones en Puerto Rico en abril del año pasado, y al salir de una romántica cena en Los Angeles en mayo.

Cage ha estado casado en tres ocasiones anteriores, siendo Alice Kim su tercera esposa y madre de su hijo Kalel, de quien se separó en el 2016, tras 12 años de matrimonio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.