Familias de una comunidad de Rosario, Sinaloa, abandonarán sus hogares debido a la violencia que se ha presentado en la sierra del estado. Las familias pertenecen a la comunidad de La Rastra, y comenzaron su éxodo con acompañamiento del Ejército Mexicano y la Policía Estatal Preventiva, a fin de que se garantice su seguridad mientras abandonan el poblado.

El director de Seguridad Pública de Rosario, Abdol Caravantes, aseguró que las familias fueron quienes pidieron el apoyo a los policías para tomar sus pertenencias y bajar de la sierra, después del embate violento que se vive desde el 26 de marzo. En dicha localizad se reportaron 4 homicidios la semana pasada.

El éxodo comenzó a las 10:30 de este lunes y sigue. Alrededor de 13 familias conforman el contingente. Un total de 20 policías apoyan en las labores, de la mano de soldados.

Foto propiedad de: Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.