Durante 2018, el último año de la administración de Enrique Peña Nieto, se registraron 2 mil 952 muertes de mujeres, niñas y adolescentes, pero únicamente 706 fueron clasificados como feminicidios.

Así lo informó la diputada de Morena, Merary Villegas Sánchez, quien planteó exhortar a las procuradurías y fiscalías estatales aplicar el criterio jurisdiccional de investigar con perspectiva de género.

De acuerdo con la legisladora, en 75% de las muertes violentas de mujeres, autoridades no investigan posibles signos de violencia sexual, lesiones ni mutilaciones infamantes o degradantes infligidas; tampoco antecedentes de violencia o amenazas

Las 10 entidades que ocupan los primeros lugares de muertes violentas de mujeres que no investigan con perspectiva de género son: Estado de México, con 319; Guanajuato, 279; Baja California, 248; Guerrero, 232; Chihuahua, 186; Jalisco, 182; Veracruz, 167; Michoacán, 147; Puebla,118, y Oaxaca, con 106.

Villegas Sánchez subrayó que, a pesar de los altos índices de ataques contra las mujeres en esas entidades, sólo seis de ellas cuentan con Alerta de Violencia de Género: Estado de México, Guerrero, Jalisco, Veracruz, Michoacán y Oaxaca; y al mismo tiempo son las de mayor índice de muertes y menos investigan con perspectiva de género.

También acusó que, ante la resistencia de gobernantes y autoridades, las tareas de prevención, atención y sanción de la violencia hacia las mujeres se ven obstaculizadas permitiendo, lo que fomenta la impunidad.

“Hay información relevante que está dejando de sistematizarse, la cual en todo momento es imperante analizar para determinar de qué manera y en qué medida las instituciones involucradas actuaron conforme a los protocolos”.

Foto propiedad de: @MeraryVillegas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.