El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la planeación de una iniciativa de ley para crear un “Chucho el Roto” o “Robinhood” del gobierno federal: un instituto que confisque los bienes inmuebles de la delincuencia organizada y los reparta a los municipios para la construcción de obras.

“Que se le confisque a la delincuencia organizada y políticos corruptos, que se le devuelva pronto al pueblo todo lo robado, porque se confisca en dólares y no se sabe a dónde va ese dinero.”

En conferencia de prensa matutina, el mandatario dijo que pedirá a la Fiscalía General de la República que libere los bienes de extinción de dominio para que se puedan asignar a los municipios. Éste estará a cargo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público pero será autónomo e independiente.

Añadió que muchos de esos ranchos, casas, automóviles confiscados se “echan a perder” por los trámites o “desaparecen”.

“Hay casas que se tienen bajo custodia de la Fiscalía y por lo general esos bienes se deterioran, son saqueados o cuesta muchísimo el mantenimiento y no se hace nada con ellos.”

Aunque aún no tiene un nombre, Obrador mencionó que esta institución lo tendrá pero no será un nombre con un lenguaje de la “jeringonza” o “tecnocrático”.

Foto propiedad de: archivo/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.