Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador presentará la nueva política de comunicación social, las organizaciones Artículo 19 y el Centro de Análisis e Investigación Fundar se pronunciaron en contra porque “aunque significa un avance importante en la relación entre medios y el Gobierno, solo puede lograrse con la abrogación de la Ley General de Comunicación Social”, la conocida “Ley Chayote”.

A través de un comunicado dijeron que la política presentada ayer, que establece los criterios a seguir por las dependencias y entidades federales para el uso de los recursos de publicidad oficial, dan mayor certeza sobre la transparencia del gasto, pero son insuficientes”.

“Esta política tendrá efectos limitados. Si bien es un avance, su contenido no acaba con todos los males de la publicidad oficial. Su aplicación es sólo a nivel federal, se necesita una legislación que obligue a todos los poderes de todos los niveles de Gobierno”.

Hicieron un llamado para abrogar la Ley General de Comunicación Social y discutir una de acuerdo con lo establecidos por Suprema Corte de Justicia de la Nación y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; así como un modelo bajo parlamento abierto.

Uno de los factores que ambas organizaciones apuntaron como malas práctica fue la discrecionalidad en la asignación presupuestaria y la desigualdad en la repartición, que la nueva política sigue permitiendo.

Un problema común es el aumento injustificado en publicidad oficial, pues sólo de entre 2013 y 2018 Enrique Peña Nieto gastó 61 mil 659 millones de pesos en publicidad oficial, un 89% más de lo aprobado. Además, solo 10 medios concentran entre el 45 y 50% del gasto en publicidad oficial.

“Si bien esta nueva política sí obliga a las dependencias a anunciar topes presupuestarios, lo que resulta positivo en términos de transparencia, sigue validando las malas prácticas de administraciones anteriores”.

AMLO y su política de comunicación social

El día de ayer, durante la conferencia de prensa de López Obrador, el director de Comunicación Social federal, Jesús Ramírez, anunció que el gasto en publicidad oficial del nuevo gobierno será de 4 mil 711 millones de pesos.

Lo anterior supondría que por primera vez en más de 10 años no se invertirá más en medios de lo aprobado por el Congreso, y aseguraron que el rubro se disminuyó un 50%.

Ramírez Cuevas destacó que aún falta que se tenga un padrón de medios y también una medición de audiencias, “tenemos que llegar a una estandarización para que haya un piso parejo para todos”.

La llamada “Ley Chayote”

El 11 de mayo de 2018, Enrique Peña Nieto promulgó la Ley General de Comunicación Social, conocida como “Ley Chayote”, a pesar de los reclamos de organismos internacionales y sociedad civil.

De acuerdo con dichas organizaciones, esta Ley fomenta y legaliza “malas prácticas y no cumple con los estándares mínimos necesarios para cambiar el uso inapropiado de la publicidad oficial”.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la CIDH habían demandado al PRI, porque la ley deja en manos del Gobierno federal miles de millones de pesos que, para gastar arbitrariamente, además de que ello atenta contra la libertad de expresión.

Foto propiedad de: Archivo / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.