A pesar de encontrarse abajo en el marcador de la final de la Liga de Campeones de la Concacaf, el equipo de Tigres recibió el cariño de su afición que acudió la mañana de este domingo a presenciar el entrenamiento de los felinos en el Estadio Universitario.

Cerca de 20 mil aficionados se dieron cita en el graderío de CU para alentar a su equipo previo a la Gran Final Regia Internacional en la que los auriazules están en desventaja 1-0 en el marcador global.

Cientos de jóvenes y familias enteras, vestidos con la camiseta de su equipo, se dieron cita desde temprana hora del domingo y comenzaron a llenar el Volcán de San Nicolás de los Garza con toda disposición de brindar su apoyo al equipo.

La práctica que duró una hora en la que la “cascarita” fue el principal atractivo debido a que la afición pudo festejar de los pincelazos que mandó André-Pierre Gignac al fondo de la red.

La fe auriazul sigue intacta, el apoyo de su afición no se detiene y el deseo felino de ser campeón de la Liga de Campeones de la Concacaf está a 90 minutos de poder convertirse en una realidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.