Por Francisco Tijerina.

 “El problema es que la información no es el entendimiento”

Nadine Gordimer

El asunto del incremento de las tarifas camioneras en Nuevo León se ha convertido en un nudo gordiano, más que por la exigencia de los prestadores y la negativa del Gobierno a ceder en sus altas pretensiones de aumento, por los elementos políticos añadidos por partidos, personas y medios de comunicación.

Como en la perinola, “todos ponen”, pero quien más pierde son los usuarios.

Y a cada paso, cada día, cada evento, surgen mil y una teorías de conspiración, de engaño, de truco, de ventaja y prebenda.

Y es que haga lo que haga el Gobierno con alguien quedará mal: si sube el precio con el pueblo dando el pretexto ideal a partidos y políticos para un linchamiento que no será desaprovechado por los medios, pero si lo hace al contrario los transportistas seguirán presionando y otra vez, serán los políticos, los partidos, los organismos y los medios, los que exijan soluciones al Gobierno.

Quejas, quejas, quejas y más quejas, exigencias y más exigencias, pero sigo sin ver propuestas, aportaciones, ideas.

¿De verdad es tan difícil sentar a la mesa a todos esos críticos y pedirles sus ideas en un debate abierto que se transmita en vivo por la televisión y las redes sociales y en el que los sesudos exigentes nos hagan sus valiosas aportaciones?

¿Será tan complicado que los transportistas se dejen de grillar por lo bajo filtrando versiones e impulsando amenazas en columnas, además de pagar testaferros, y nos expliquen el por qué de su petición y a qué se comprometen en cada caso?

Encontrar la solución al nudo requiere de voluntad de todas las partes, pero esta nunca se dará en tanto agentes externos aprovechan la ocasión para llevar agua a su molino aventando más leña y gasolina al fuego.

Si no ayudan, con un carajo, ya dejen de estorbar.

ftijerin@rtvnews.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.