Fueron distintas ocasiones las que la víctima escuchó ruidos en la parte alta de su casa sin que descubriera la razón. La última vez halló a su ex en el ático; llevaba viviendo allí tres meses y cuando esta salía, aprovechaba para usar su televisor, baño y terminarse su comida.

Los ruidos generalmente aparecían cuando ninguno de sus hijos se encontraba en la casa ubicada en el barrio de Pittsburgh, Estados Unidos, así que además era ilógico que uno de ellos hubiera modificado la ubicación de algunos instrumentos (como la taza del baño levantada) o toallas.

Ya tenía una orden de restricción

Cuando por fin se decidió a indagar de fondo, la mujer de 37 años acudió a la policía y con su ayuda logró que Cary Michael Cocuzzi, de 30, quien se había escondido en su ático desde su ruptura, fuera detenido.

Según informó a The Washington Post, el infractor de la ley corrió a abrazar a su ex mientras le gritaba “Ven aquí”, pero afortunadamente esta logró escapar y pedir auxilio a sus vecinos. Ellos inmediatamente llamaron a la policía y acorralaron a Michael.

Cuando eran novios la violentaba psicológicamente

La víctima también aseguró que el hombre ya tenía una orden de restricción debido a que durante su relación la maltró psicológica y físicamente, lo que resulta más descabellado pues permaneció en su vivienda desde la ruptura.

Cary Michael ahora se encuentra detenido y deberá afrontar varios delitos, entre ellos haber desobedecido la orden de mantenerse estrictamente lejos de su exnovia. En cuanto a la víctima, dijo que no estará tranquila hasta que el sujeto no tenga ninguna posibilidad de molestarla.

Imagen ilustrativa / Foto propiedad de: Pixabay

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.