Dos de los autores materiales de la masacre registrada en la colonia Constituyentes de Querétaro en San Nicolás, donde fueron acribillados nueve personas, fueron sentenciados a purgar una condena corporal de 254 años y 9 meses. Aunque, legalmente, sólo podrán estar lo que dicta la máxima pena en el estado de Nuevo León, que es de 60 años.

Los jueces también los condenaron al pago de la reparación del daño por un monto de 3 millones 976 mil 200 pesos. La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que aún están pendientes por ejecutar, otras seis ordenes de aprehensión contra más implicados.

Los homicidas fueron identificados como Raúl Sergio E., de 33 años, e Iván Alejandro C., de 40, quienes radican en el municipio de Apodaca. Los sujetos fueron señalados como los autores materiales del homicidio de Juan Carlos Hernández Martínez, de 34 años; Alan Martínez Guerrero, de 26; Constantino Hilarión Martínez García, de 38 y Juan Martínez García, de 49.

Además, Federico Martínez García, de 47; Guadalupe Martínez, de 46; Jesús Torres Romo, de 58; José Sergio Flores Padilla, esta persona falleció mientras era intervenido. También murió otro de los que habían quedado heridos, cuyo nombre no ha sido proporcionado hasta este momento.

Los trágicos hechos se registraron el pasado el 27 de enero del 2018, alrededor de las 20:50 horas, cuando los condenados atacaron en una casa ubicada sobre la calle Raúl Murrieta 603, en la Colonia Constituyentes de Querétaro.

En ese lugar se llevaba a cabo una reunión, para ver un encuentro de futbol, entre los equipos locales de esta ciudad. Fue en ese momento que llegaron un grupo de 15 personas encapuchadas, quienes portaban armas de alto poder. Los sujetos comenzaron a disparar, dejando un saldo de nueve heridos, siete de los cuales murieron a los pocos minutos y posteriormente, fallecieron dos más.

Fue este miércoles, cuando un Juzgado Colegiado de Juicio Oral Penal del Estado integrado por tres jueces, los declararon culpables por el delito de homicidio calificado en perjuicio de las nueve víctimas, e intento de homicidio por las lesiones que sufrieron las otras tres personas.

También fueron acusados de incurrir en el delito de robo con violencia, ya que tras consumar el ataque a balazos se apoderaron de carteras y dinero de sus víctimas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.