El presidente de Irán, Hassan Rouhani, afirmó que su país resistirá las presiones y no se dejará intimidar por las amenazas y sanciones estadounidenses, descartando por competo cualquier diálogo con Estados Unidos.

“Las sanciones y presiones estadounidenses han dificultado la vida del pueblo iraní, pero no puede romper su resistencia. La nación iraní resistirá las presiones. No se inclinará hacia las potencias de intimidación”, afirmó Rouhani, en un discurso ante eruditos y personalidades religiosas.

El mandatario instó a la unidad de la nación iraní, ante las constantes amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald de Trump, de librar la guerra, las cuales consideró “meras ilusiones”, y recordó que economía del país está floreciendo, pese a las sanciones económicas en su contra.

En un discurso transmitido, en vivo por el canal de televisión estatal PressTV, Rouhani dijo que el presidente Trump retiró de sus amenazas contra Teherán después de que los asesores militares, “políticos novatos con ideas ingenuas”, le aconsejaron contra una guerra con la República Islámica.

El mandatario destacó que, a pesar de defender el diálogo, por ahora descarta absolutamente la posibilidad de tal compromiso con los Estados Unidos, dadas las circunstancias actuales. “Yo mismo estoy a favor de la negociación y la diplomacia, pero no lo apruebo en las actuales circunstancias”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.