Efectivos de Protección Civil del Estado implementaron un operativo especial en el sur del estado, al continuar con la alerta por el robo de un cilindro con gas cloro propiedad de Agua y Drenaje. El químico es considerado altamente tóxico para el ser humano y animales, por lo que es prioritario poder ubicarlo.

Miguel Ángel Perales, Subdirector operativo de PCE, dijo que solicitó apoyo del personal de Fuerza Rural, Agencia Estatal de Investigaciones y las distintas corporaciones municipales. El funcionario dijo que posiblemente los autores intelectuales del robo, pretenden vender el cilindro en un negocio de compra y venta de fierro. Explicó que, en estos sitios, generalmente trituran el material para poder transportarlo a los centros de fundición. Por esto el riesgo es latente para las personas que estén cerca del utensilio de químicos.

Fue la noche del pasado miércoles, cuando Protección Civil del Estado emitió una alerta para los residentes de la zona Sur y la Región Citrícola, para alertar el robo del cilindro. De acuerdo con la dependencia, este tipo de gas tiene un nivel de riesgo alto, ya que es tóxico y puede ser fatal si se inhala o se absorbe por la piel.

El robo del cilindro, de 68 kilogramos, ocurrió en las instalaciones de Agua y Drenaje que se ubican en el lugar conocido como El Fraccionamiento, en la carretera a El Salto, en Zaragoza, Nuevo León.

La alerta emitida es para la población que radica en los municipios de Zaragoza, Dr. Arroyo, Mier y Noriega, Aramberri, Galeana, Rayones, Linares, Montemorelos, Hualahuises, Allende, General Terán y Santiago.

Se pide a la población que, en caso de detectar un cilindro con estas características, se comuniquen al 911.

Hasta el momento no ha sido posible ubicar la pieza robada.

Las autoridades explicaron que cuando una persona se expone a concentraciones bajas, puede haber sensación de ardor en los ojos, nariz y la garganta, rojez en la cara, estornudos y tos. Cuando es expuesto en concentraciones altas, habrá tensión en la garganta y pecho, incluso la muerte.

Deben sacar a la víctima del área contaminada, mantenerla caliente, en una posición inclinada con la cabeza y los hombros elevados. Administrar respiración artificial, sólo si es necesaria.

Debe administrársele oxígeno en cuanto sea posible, además de llamar a emergencias o a un médico inmediatamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.