Ante el público reunido en el municipio mexiquense, señaló que el país cuenta con unas grandes reservas de recursos naturales y un pueblo fuerte, con ética y presto a desarrollar para el desarrollo.

“No quiero parecer presumido, (pero) hacía falta un buen gobierno y ya se tiene”.

Además, reconoció que está tomando más tiempo del presupuestado la entrega de programas sociales en todo el territorio nacional, debido a que están cambiando su operación a fin de evitar actos de corrupción.

“Nos está llevando tiempo el entregar los apoyos, porque queremos también que ya no se haga de la misma manera. No queremos que los apoyos se entreguen con intermediarios. No queremos entregar los apoyos a organizaciones, porque no llegan o no llega completo, llegan con moche o con piquete de ojo”.

Explicó que para que ya no se dieran los desvíos de recursos que no iban a dar a los beneficiarios se está aplicando un censo. Este cambio determinará que los fondos de apoyo al bienestar social fluyan directamente desde el Erario hasta el beneficiario, sin algún tipo de intermediación. Este proceso es el que ha retrasado la aplicación en algunos casos.

“Entonces, todo esto lleva su tiempo, el censo y luego la entrega de las tarjetas, luego a ver dónde hay sucursal de banco. Hay muchos lugares en donde no hay sucursales de banco, ni siquiera en las cabeceras municipales”.

“Nos dejaron un banquito, todo lo demás voló. Un banquito que se llama Bansefi. Pues ahora va a ser un bancote, porque se va a convertir en el Banco del Bienestar, y va a tener sucursales en todos los pueblos, en los pueblos más grandes de México”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.