La subasta de autos de lujo que se llevó a cabo este domingo en el complejo cultural Los Pinos registró una inscripción histórica, al tener alrededor de 800 personas en las bases de compra.

De acuerdo con Ricardo Rodríguez, titular del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, nunca se había registrado una cantidad similar en alguno de sus eventos, ni siquiera en la de Santa Lucía, que registró 600 potenciales compradores.

“Hoy tenemos la mayor participación que se ha hecho en una subasta del SAE. Hoy tenemos alrededor de 800 bases de licitación que se vendieron… en Santa Lucía… alrededor de 600, 650.”

En esta ocasión hubo una mayor respuesta ciudadana, en el marco del proceso para convertir al SAE en el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, de acuerdo con sus declaraciones.

“Nuestro compromiso con el Instituto para devolverle al pueblo lo robado… es que tenga impacto en la ciudadanía… en escuelas, en obras, en hospitales, caminos…”

Cabe recordar que los recursos generados en esta subasta se entregarán a los dos municipios con mayor índice de marginalidad ubicados en el estado de Oaxaca, tal como lo prometió el presidente Andrés Manuel López Obrador. Se trata de los municipios de Santos Reyes Yucuná y Santa María Zaniza.

De acuerdo con Rodríguez, el origen de los automóviles subastados es diverso, pertenecían a varias dependencias por haber sido recuperados del crimen organizado, pero también hubo algunos confiscados por no pagar impuestos o haber estado relacionados con la comisión de cualquier tipo de delitos.

Además de los participantes inscritos, ciudadanos que visitaron Los Pinos este domingo se vieron atraídos por los vehículos de lujo y siguieron el evento de inicio a fin, el cual duró casi cuatro horas.

El ‘Vocho’ de los 10 mil pesos fue comprado en 65 mil

De acuerdo con la lista previa de los 82 vehículos enlistados, llamaron la atención un Volkswagen 1990, que se ofreció con un precio de salida de 10 mil pesos, el más bajo de la lista, el cual se vendió en 65 mil pesos.

Sin embargo, un BMW 328l modelo 2000, con precio de salida de 18 mil 200 pesos se vendió en 34 mil, el vehículo por el que menos de pagó en toda la jornada.

El Lamborguini Murciélago se fue a Michoacán

Otro de los autos que generaron más expectativas fue un Lamborguini Murciélago 2017, el cual tuvo un precio de salida de un millón 472 mil pesos y se vendió en un millón 775 mil pesos, a Roberto Gómez, quien se dedica a la venta de autos en Morelia, Michoacán.

No obstante, el vehículo por el que más se pagó fue una camioneta Ford Shelby F 150, modelo 2016, por un millón 900 mil pesos.

La subasta de la mayoría de las camionetas blindadas que se ofertaron se declararon desiertas, las cuales tuvieron costos que oscilaron entre los 600 mil y 800 mil pesos.

Otros de los vehículos que llamaron la atención entre los visitantes y los compradores fueron dos Chevrolet Camaro, modelo 2010, que se ofertaron a partir de 88 mil 800 pesos, los cuales se vendieron en 235 mil y 260 mil pesos; un Ford Hard Top Mustang, modelo 1965, con precio de salida de 128 mil pesos, el cual se compró por 460 mil pesos, ello por mencionar algunos.

Es decir, se vendieron los autos más baratos y los más caros, para uso cotidiano o de colección, más que para un tema de seguridad.

Foto propiedad de: Moisés Pablo/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.