Una juez federal otorgó este miércoles a Emilio Lozoya, exdirector general de Petróleos Mexicanos, una suspensión definitiva que impedirá a las autoridades de procuración de justicia completar la orden de aprehensión que pesa en su contra por el delito de operaciones con recursos de origen ilícito.

De acuerdo con Radio Fórmula, la juez Octavo de Distrito de Amparo en Materia Penal, Luz María Ortega, le concedió a Lozoya Austin el recurso toda vez que el delito por el que se le persigue no es considerado grave.

El exfuncionario mexicano y miembro del Partido Revolucionario Institucional está acusado de los delitos de cohecho, defraudación fiscal y operación con recursos de procedencia ilícita, todos cometidos durante su paso al frente de Pemex.

En 2014, la empresa productiva del Estado adquirió una planta de fertilizantes propiedad de Altos Hornos de México (AHMSA), en una operación plagada de irregularidades y en la que, según sostiene la Fiscalía General de la República, Emilio Lozoya habría obtenido beneficios personales.

Lozoya, el primer ‘pez gordo’ perseguido por la 4T

Como parte del proceso que sigue el Gobierno Federal en contra de Emilio Lozoya, el pasado 22 de mayo la Secretaría de la Función Pública lo inhabilitó de cualquier cargo público por un periodo de 10 años. En un principio, la dependencia no había dado a conocer el nombre del implicado, pero horas más tarde su abogado Javier Coello confirmó a medios de comunicación que era su cliente el inhabilitado.

Cinco días después, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda ordenó la suspensión de cuentas bancarias a nombre de Lozoya y algunos de sus familiares, luego de identificar transacciones internacionales “que presuntamente no proceden de actividades lícitas”. Ese día, también fueron congeladas las cuentas de AHMSA.

Un día después, un juez concedió a la FGR la orden de aprehensión que este día ha sido revertida.

Foto propiedad de: Juan Pablo Zamora / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.