La cantante Rihanna, quien también es empresaria de maquillaje, diseñadora de lencería y la primera mujer negra en liderar una marca de lujo, acaba de adquirir un nuevo título al convertirse en la artista musical más rica del mundo, con una fortuna de 600 millones de dólares, dijo el martes Forbes.

La arista de 31 años nacida en Barbados con el nombre de Robyn Rihanna Fenty, alcanzó una riqueza que superó a la de Madonna (570 millones de dólares), Celine Dion (450 millones de dólares) y Beyoncé (400 millones de dólares), cuyo esposo Jay-Z acaba de convertirse en el primer multimillonario del hip hop.

Desde que irrumpió en escena en 2003, ha convertido sus éxitos musicales en oro empresarial. En septiembre de 2017 lanzó su marca de maquillaje, Fenty Beauty, disponible en línea y en Sephora.

Tras solo 15 meses de existencia, Fenty Beauty tuvo 570 millones de dólares en ingresos el año pasado.

Según Forbes, la cantante obtiene la mayor parte de su dinero de las giras y lanzamientos musicales, pero también es copropietaria de la línea de lencería Savage X Fenty.

En mayo, Rihanna se asoció con el gigante francés del lujo Louis Vuitton (LVMH) para lanzar una marca de lujo en París que ofrecerá ropa, calzado y accesorios.

“Solo quiero ver las cosas desde mi perspectiva. Soy una joven negra que ama y adopta todas las ideas y energías de los jóvenes”, dijo recientemente en París.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.