A partir de este sábado, 8 de junio, la persona que chifle de forma lasciva a cualquier mujer u hombre en calles de la Ciudad de México, será sancionado con arresto o trabajo comunitario, de acuerdo con las disposiciones de la Ley de Cultura Cívica de la capital.

De acuerdo con las reformas hechas a esa legislación, y que se publicaron en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, el “proferir silbidos o expresiones verbales de connotación sexual a una persona con el propósito de afectar su dignidad”, ahora es considerado como una infracción contra la dignidad de las personas.

Asimismo, en el tabulador de infracciones y sanciones, que se incluye en el artículo 32 de la misma Ley de Cultura Cívica, estos actos representan una infracción de clase B, por lo que la persona que los realice podrá hacerse acreedor a una multa equivalente de 11 a 40 Unidades de Medida, arresto de 13 a 24 horas, o trabajo en favor de la comunidad de 6 a 12 horas.

Este 7 de junio, fue abrogada la Ley de Cultura Cívica que regía anteriormente a la Ciudad de México, por lo que con las nuevas modificaciones se incorpora el trabajo comunitario hasta por 18 horas como una sanción. Y las personas que decidan optar por el trabajo comunitario deberán inscribirse previamente en un padrón de infractores.

Otro factor importante en dicha reforma consiste en la eliminación de la fracción VII del artículo 27 de la nueva Ley, punto que había sido agregado por la nueva legislatura y que contemplaba sancionar la prostitución. La nueva Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México entró en vigor este sábado con el principal propósito de poner en marcha las fotocívicas en la capital del país.

Foto propiedad de: Victoria Valtierra / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.