Cuando todo parecía indicar que los Toronto Raptors se coronarían en la NBA, los Golden State Warriors demostraron el carácter que los ha hecho una dinastía en el deporte ráfaga y doblegaron a sus oponentes por marcador de 106-105, de modo que la serie registra un 3-2 global en favor de los canadienses.

El duelo disputado en el Air Canada Centre resultó todo para los visitantes, quienes dominaron a placer la mayor parte del compromiso, y es que en la recta final estuvieron seis puntos abajo, por ende, tuvieron que remontar de manera agónica.

Los elementos más destacados de los Warriors fueron, para no variar, Stephen Curry y Klay Thompson, quienes computaron 31 y 26 unidades respectivamente, mientras que los canadienses tuvieron en Marc Gasol a su mejor hombre.

La mala noticia fue que Kevin Durant salió lesionado de la duela; cabe señalar que el astro había reaparecido en este choque luego de un mes de baja tras una lesión en la pantorrilla sufrida en las Semifinales de Conferencia.

“No puedo mentir, siento un dolor profundo en mi alma pero ver a mis hermanos conseguir esta victoria ha sido como beber un trago de tequila, me dio vida”, declaró Durant.

Es casi un hecho, según el mánager general del equipo, Bob Myers, que Durant no pueda estar en el siguiente partido de la serie, que será dirimido en Oakland este jueves.

Kevin tiene una lesión en el tendón de Aquiles. No sabemos la extensión de la misma. Se le hará una resonancia mañana. No creo que haya que culpar a nadie pero sé cómo es este mundo y si hay que culpar a alguien, que sea a mí. Kevin Durant ama jugar al básquetbol. Es una de las personas más incomprendidas (que hay). Es un gran compañero, una gran persona y no es justo. Me siento afortunado de conocerle. No tengo información de lo que tiene hasta que le hagamos la resonancia pero la gente que trabaja con él son buena gente”, mencionó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.