Quince mil trabajadores centroamericanos laboran ya tan solo en la zona fronteriza de Chiapas, en muchos casos durmiendo en Guatemala y viniendo a nuestro país solo a laborar.

Trabajadores como Alexander Castillo ganan 350 pesos diarios en labores agrícolas y señalan que no tienen intención de irse a trabajar a los Estados Unidos.

Productores de plátano del Municipio de Suchiate emplean a los trabajadores de Centroamérica, situación que ha contribuido a frenar el flujo migratorio a los Estados Unidos.

José Luis Rivera, presidente del Comisariado Ejidal de Miguel Alemán, señalaron que los trabajadores prefieren trabajar en México que buscar un supuesto “sueño americano”: “Mucha gente que su primer sueño era el americano, ahora, al conseguir un trabajo que no tenían en su país se quedan trabajando ya constantemente acá y algunos hasta regularizan su documentación migratoria”.

Por ejemplo, en la finca Banana Sur, administrada por los propios ejidatarios, trabajan más de 400 personas, la mayoría originarios de Guatemala, Honduras y El Salvador. El plátano es exportado en su mayoría a los Estados Unidos a través de la empresa “Chiquita Brands”. Tan solo de la región fronteriza de Chiapas se envían 5 mil toneladas semanales de banano.

Los propios productores recomiendan a nuestro gobierno mirar a otros países como Europa, China o Japón para entrar a la negociación por los productos mexicanos.

Con información de En Punto

Foto propiedad de: Tomada de video

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.