El secuestro de Norberto Ronquillo y el asesinato de Leonardo Avendaño son casos separados y, entre más avanzan las investigaciones, ambos casos se separan más, informó este viernes la procuradora de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy. En conferencia, puntualizó que ambos casos son distintos y se actualizan con elementos diferentes.

En el caso de Leonardo, dijo que hay más imágenes que permiten un avance más rápido, sin embargo, ahora se respeta que los familiares están en la funeraria. Godoy añadió que se han ido fortaleciendo las líneas de investigación y para el caso de Leonardo ya hay un posible responsable. Adelantó que se van a ofrecer las evidencias a los tribunales.

Explicó que se integran elementos de investigación, sin embargo, dijo, es necesario tener sigilo para no entorpecer las investigaciones, las cuales se busca que sean sólidas: “Estamos trabajando de una manera muy profesional y científica”.

Godoy además dijo que se reunirán de manera permanente dos veces al día con el gabinete de seguridad, aunado a que la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, atiende de manera personal los avances en las investigaciones.

Abundó que se tienen evidencias basadas en análisis periciales de los lugares de los hechos, dando seguimientos de teléfonos celulares y vehículos, “el análisis de la información, de lo que vamos armando es confidencial, cada vez se están fortaleciendo más las líneas de investigación sin que descartemos otras”.

Puntualizó que no se descarta ninguna línea de investigación, “sólo es que se tiene que guardar sigilo, no vamos a echar a perder el proceso”; en cuanto a las reuniones permanentes, dijo, “como gobierno hay una situación que tenemos que atender de manera extraordinaria”.

“Por eso estamos en sesión permanente, implica que estamos pidiendo que las investigaciones sean rápidas y certeras con coordinación cercana y estrecha con las distintas dependencias de la federación y de la Ciudad de México.”

Dijo que se trabaja de manera coordinada con la finalidad de realizar actividades complementarias; así, se cuenta con el apoyo de la Fiscalía General, a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada. También del responsable de secuestros, la Coordinación Nacional Antisecuestros, Agencia de Inteligencia Criminal y la Secretaría de Marina, por mencionar algunas: “Es importante que estemos coordinamos creemos que así podemos avanzar más rápido”.

La semana próxima se realizarán acciones tendientes a fortalecer la estrategia de seguridad, “vamos a fortalecer incluso a la Procuraduría”.

Añadió que la Procuraduría está cambiando la manera de trabajar y la manera tradicional de resolver los casos, lo que se busca es fortalecer las investigaciones aun cuando no sea en el tiempo que la ciudadanía solicita; a su vez, reiteró que “no se va a negociar absolutamente nada con la delincuencia”.

Recordó que el aumento de los secuestros en enero de este año, cuando se registraron 16, tuvo que ver con que se estaba cambiando de fiscales, en general son entre tres y cinco secuestros registrados, y en abril no hubo ninguno.

Añadió que la Procuraduría atiende todos los casos, no sólo los casos de Norberto y Leonardo, “no estamos descuidando ningún aspecto de otros casos, no se debe crear una psicosis, se está trabajando”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.