Un total de 26 migrantes, de los cuales la mitad, 13, son menores de edad, fueron rescatados por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública en coordinación con personal del Instituto Nacional de Migración.

Mediante un lacónico informe, se detalló que las autoridades estatales dieron con los migrantes separados en dos grupos gracias a una denuncia ciudadana registrada a las 17:15 horas del jueves.

Ante ello, los elementos estatales acompañaron a representantes del INAMI a la calle del norte al un lugar conocido como “Las Bombas de Agua”, donde tras realizar un recorrido pie dieron con el paradero, en las márgenes del Río Bravo, con un grupo de 17 personas, de las cuales 15 declararon ser originarios de Guatemala y 2 de Nicaragua.

Unos momentos más tarde sobre la misma orilla del río, pero a la altura de la colonia Sabinitos, fueron encontradas 9 personas más, 5 que dijeron ser originarios de El Salvador y 4 procedentes de Guatemala.

Los agentes procedieron a entrevistar a los migrantes, los cuales les comentaron que estaban en busca de cruzar el Río Bravo, para internarse en territorio de los Estados Unidos. Los asegurados fueron trasladados por el personal del INAMI a las instalaciones de Migración en el Puente Internacional de esta frontera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.