Los argumentos finales del juicio contra la empresa NXIVM que encubría un grupo sexual en beneficio de Keith Raniere, fundador de la entidad de cursos de alto nivel de superación personal, comenzarán a presentarse en la Corte del Distrito Este de Nueva York.

El interrogatorio a testigos culminó la semana pasada, y a partir de este lunes la parte acusadora y la defensa hacen sus alegatos finales.

NXIVM fue fundada a fines de la década de los años 90 del siglo pasado para la impartición de cursos de superación personal, dirigidos a integrantes de sectores acomodados de la sociedad, con un estimado de 16 mil participantes que pagaban miles de dólares por sus sesiones.

En México inclusive operó una filial de cuyo consejo directivo formaba parte Emiliano Salinas, hijo del expresidente Carlos Salinas.

En la revisión de los expedientes de abuso sexual destacó el caso de la mexicana Daniela, en particular por haber sido encerrada casi dos años como castigo por desobedecer a Raniere y haber mostrado preferencia por otro hombre.

Raniere, líder del grupo, se encuentra acusado de prácticas fraudulentas de negocios y tráfico sexual de personas, entre otros cargos, aunque se ha declarado inocente.

El resto de coacusados se ha declarado inocente a fin de enfrentar penas reducidas. Nancy Salzman, la “prefecta” y cofundadora de la empresa; su hija Lauren; Clare Bronfman, heredera del grupo licorero Seagrams, así como Allison Mack, acriz de “Smalville”, optaron por esa vía.

Las esclavas sexuales de Raniere eran marcadas con un cautín en un área lateral del vientre con un logotipo formado con las iniciales del fundador del grupo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.