El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal Ávila, informó que, con el fin de garantizar la integridad física de los trabajadores y legisladores en el recinto, se fortalecen las medidas de seguridad.

El también coordinador de la bancada de Morena explicó que las medidas se toman después del atentado con un libro-bomba que sufrió la senadora Citlalli Hernández.

“Hay nuevos protocolos, hay la revisión puntual de caninos para la detección de cualquier artefacto explosivo, permanente. Un arco que se adquirió para la revisión de mercancías, paquetes, libros, para que antes de enviarlos a los senadores tengan un filtro, una revisión previa”.

También indicó que se aplican medidas biométricas, es decir el registro de huellas y fotografía para el acceso al Senado.

“Todavía el iris no, pero estamos en biométricos de huella y fotografía, y también el ingreso al pleno y al edifico del Senado tendrá más restricciones para la seguridad de todos los que trabajan aquí, no sólo senadores, sino también cualquier otra persona o representante de medio de comunicación que cubre de manera cotidiana las actividades del Senado”.

Monreal Ávila dijo que no se trata de restringir la libertad de tránsito para nadie, sino que habrá mayores medidas de control y seguridad.

“Simplemente hay más cuidado, ya no va a estar tan abierto el acceso. Más restricción, en el sentido de que quienes van a trabajar no tengan ningún problema, pero para las personas que visitan a senadores, será más acucioso el acceso, con mayor seguridad”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.