La atención médica a las comunidades rurales es la principal prioridad del gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, afirmó Zoé Robledo, director general de Instituto Mexicano del Seguro Social.

En Chiapas, el nuevo director habló sobres sus antecesores y las finanzas de la institución, cuestionó el cómo mantener las finanzas sanas “con derechohabientes enfermos o con beneficiarios enfermos, o con instituciones e institutos completos que pueden estar con alguna suerte de enfermedad”.

Robledo acompañó al mandatario federal durante su segundo día de gira por la entidad, en el que celebraron el Diálogo con la Comunidad del Hospital Rural de Guadalupe Tepeyac. Atención Médica Universal y Medicamentos Gratuitos, en el municipio Las Margaritas.

Estrategia de salud en las comunidades marginadas

De acuerdo con Robledo, el gobierno decidió iniciar su estrategia de salud en las comunidades marginadas y con mayor pobreza, porque para la Cuarta Transformación primero son los pobres.

En este sentido, afirmó que para mejorar la atención médica en estos sectores se puso en marcha el programa IMSS-Bienestar.

Robledo aseveró que todos los médicos y voluntarios del programa están comprometidos con las personas que viven en las comunidades rurales y en llevarles una atención de calidad.

“Creo que aquí se tiene que empezar a pensar nuevamente en valores que se perdieron en los últimos años: el valor de la confianza, el valor de acuerdo y la palabra empeñada que se cumple, el valor de asumir compromisos, no porque sea fácil sino porque es necesario”.

Hospitales rurales deteriorados

En tanto, según el Informe Financiero del Seguro Social, debido a la falta de recursos para mantenimiento adecuado, hay deterioros en la mayoría de los 80 hospitales rurales que opera el Instituto a través del programa IMSS Bienestar.

De 2018 a enero de 2019, el estado de conservación de estas unidades hospitalarias pasó de bueno a regular, advierte.

De acuerdo con los datos, el uno por ciento de los inmuebles está en estado crítico, en tanto que el 85 por ciento en estado regular, y solamente el 14 por ciento sostiene una infraestructura en buenas condiciones.

Asimismo, el equipo médico de estas instalaciones presenta un grave deterioro, ya que los hospitales rurales no cuentan con ninguno en buenas condiciones, el 5 por ciento está en estado crítico y el 95 por ciento en estado regular.

Foto propiedad de: @zoerobledo