La inesperada renuncia de Carlos Urzúa Macías a la titularidad de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha provocado este martes una oleada de reacciones dentro de la Cuarta Transformación, una leve depreciación del peso mexicano en los mercados cambiarios internacionales, críticas de los opositores al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y, por supuesto, también los primeros memes.

Las palabras elegidas en su carta de renuncia indican que el economista no estaba contento con la manera de hacer política en la 4T, y no dudó en expresarlo; si bien el texto inicia con su muestra de agradecimiento al presidente López Obrador, Urzúa también recalca que se separa de su cargo por “discrepancias en materia económica”.

“En esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento”, indicó el economista, y luego agregó: “Estoy convencido de que toda la política económica debe realizarse con base en evidencia, cuidando los efectos que ésta pueda tener y libre de todo extremismo, sea este de derecha o izquierda. Si embargo, durante mi gestión las convicciones anteriores no encobraron eso”.

Para empeorar el escenario, Urzúa denuncia en su carta “la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública”, en una frase que muchos han interpretado como una indirecta a Alfonso Romo, el jefe de Oficina de la Presidencia de la República, quien habría presionado al titular de Hacienda para que aceptara a ciertos colaboradores con los que no comulga.

Con todas estas declaraciones, en redes sociales no tardaron en señalar que Urzúa estaba rodeado de “pendejos” en Hacienda y su renuncia era sólo una cuestión de tiempo.

Por otro lado, las burlas se han centrado en el semblante mostrado por su sucesor, el maestro Arturo Herrera, durante el anuncio oficial de su nombramiento como nuevo secretario de Hacienda y Crédito Público.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.