Por Obed Campos.

En Nuevo León, la obra insignia de la administración de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” la llamada “Presa Libertad”, aparte de que se ve más como un sueño húmedo de Jaime, por aquello de que no hay lana y difícilmente la va a haber en lo que le queda de mandato, se encontró con una oposición seria de campesinos de la zona, los cuales podrían ser desplazados de sus propiedades por la obra.

Con un desplegado en el periódico El Norte, firmado por una docena de supuestos vecinos de la cuenca del Río Cabezones, se manifestaron en contra de las obras que afectarían la vida económica y ecológica de la zona.

Creo que desde anoche mismo que se enteraron de que el documento iba a ser publicado, en Gobierno del Estado se preguntan seriamente ¿quiénes son realmente los que oponen? ¿Serán los grandes terratenientes y hacendados de siempre? ¿Serán los mismos que le tumbaron al entonces gobernador Jorge Treviño Martínez, la intención de construir la Presa Terreros en la misma zona? ¿Será una venganza de los actores del pasado inmediato?

El pasado 25 de junio que abordé el tema apunté: “Críticos del Gobierno de Nuevo León que encabeza Jaime Rodríguez Calderón, el célebre Bronco, tachan de capricho del gobernador las intenciones (que van a costar 5 mil millones de pesos) de construir una presa en las inmediaciones del municipio de Montemorelos…”

“La queja de serios ambientalistas y expertos en el tema es que hay poca o nada de documentación técnica de la planeación de la ya bautizada “Presa Libertad”, que aparte de las afectaciones ecológicas y agrícolas, dejaría sin hogar a varias familias asentadas en lo que sería el embalse”.

Lo cierto es que en un gobierno tan desordenado, por decir lo menos, como el que administra Nuevo León, es imposible no ver moros con tranchete, hasta en la mínima decisión.

Porque, hablando de abusos y de agua, el reportaje que publica hoy Reporte Índigo, y que firma el periodista Jesús Padilla no tiene desperdicio: “El Sistema de Agua y Drenaje no sólo triplicó el costo de instalación de medidores domésticos, su precio es de 162 pesos la pieza y está cobrando a los usuarios una cuota de mil 589 pesos desde el mes de julio”.

Saque usted sus conclusiones y no es que uno se ahogue en un vaso de agua.

obed@sdpnoticias.com
@obedc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.