Richard Spencer, Secretario de Defensa en funciones, autorizó el envío a la frontera sur de su país de mil tropas de la Guardia Nacional de Texas y de mil 100 soldados en activo, de acuerdo con un anuncio hecho este miércoles.

Los nuevos elementos se sumarán a otros 2 mil 500 soldados y 2 mil elementos de la guardia nacional norteamericana, totalizando ya 6 mil 600 tropas en la frontera con México.

Los nuevos elementos en activo comenzarán a llegar en las próximas semanas y participarán en labores de apoyo e investigación aérea, logística, operación y labores administrativas a elementos de aduanas y de la patrulla fronteriza, de acuerdo con un comunicado del pentágono.

El aumento en el número de tropas en activo en la zona se debe a un déficit en el número de voluntarios que se ofrecen para llevar a cabo estas labores, se informó.

El envío de la Guardia Nacional texana había sido anunciado ya por el gobernador de dicho estado, Greg Abbott, mientras que el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos había enviado una petición formal para desplegar más tropas al Pentágono a inicios de este mes.

Un grupo de 250 guardias apoyarán labores civiles en puertos de entrada y aeropuerto en Texas, mientras que los otros 750 ayudarán al personal de aduanas a supervisar los campos de detención de migrantes adultos ubicados a lo largo de Texas.

Según el comunicado, agentes civiles seguirán supervisando a los migrantes, mientras que la guardia aportará también apoyo “operacional, logístico y administrativo” en los centros de detención para migrantes.

Fotografía propiedad de: archivo/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.